Buscar
01:45h. viernes, 29 de mayo de 2020

Paulino Rivero defiende en Bruselas un programa de fondos específicos contra el desempleo

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha defendido hoy ante distintos representantes de la Unión Europea la creación de una línea específica de fondos para la lucha contra el desempleo, en función de las particularidades de Canarias como región ultraperiférica y de sus actuales circunstancias económicas.  

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha defendido hoy ante distintos representantes de la Unión Europea la creación de una línea específica de fondos para la lucha contra el desempleo, en función de las particularidades de Canarias como región ultraperiférica y de sus actuales circunstancias económicas.

“Las políticas de la Unión Europea tienen que se consecuentes con la realidad actual de Canarias y dirigirse a la generación de empleo”, señaló el presidente tras reunirse con el vicepresidente y comisario de Competencia de la Comisión Europea, Joaquín Almunia.

La herramienta jurídica sobre la que debe girar esa política incentivadora del empleo es, a juicio del jefe del Ejecutivo, el Régimen Económico y Fiscal (REF), un documento que ha de reformarse desde el consenso entre Canarias, España y la Unión Europea “siempre al servicio del empleo”.

Rivero, que cumplimentó una intensa agenda de reuniones enmarcada en las negociaciones sobre el nuevo estatus comunitario de las Islas para el período 2014-2020, señaló a este respecto que “Canarias se juega su propio encaje en Europa y buena parte de su desarrollo económico y social”.

Junto al empleo, la agenda ha incluido temas vitales para el futuro del Archipiélago, como el mantenimiento de las compensaciones para impulsar el crecimiento económico y la competitividad, el desarrollo pleno de la inserción regional con los países del entorno y la aprobación de fondos estructurales y ayudas de Estado, ejes de la estrategia canaria de cara a ese nuevo período.

Rivero se ha entrevistado con Joaquín Almunia, comisario de Competencia; Maria Damanaki, comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca; Alfonso Dastis, embajador-representante permanente de España ante la Unión Europea (UE); y Johannes Hahn, comisario de Política Regional.

El fortalecimiento del tratamiento específico para las regiones ultraperiféricas (RUP) y la defensa común por parte de España y Canarias de un Régimen Económico y Fiscal (REF) consensuado han sido los ejes de la entrevista con Almunia, ante el que el presidente mostró su preocupación por la reducción de los umbrales de las ayudas a la inversión y ante el que defendió la necesidad de que se siga manteniendo la bonificación del 10% que actualmente recibe Canarias por su condición de región ultraperiférica, en lugar del 5% que propone la Comisión Europea (CE) para el próximo período. De esta manera, grandes, medianas y pequeñas empresas podrán seguir acogiéndose a las ayudas a la inversión del REF.

Asimismo, Rivero solicitó al comisario que las próximas directrices tomen como referencia los años que mejor reflejan la crisis en el PIB de Canarias -2008 (89%), 2009 (87%) y 2010 (85% de la media de la UE)- así como la exclusión de la obligación de notificación en las ayudas al funcionamiento de las empresas canarias (ayudas fiscales del REF recogidas en los artículos 25, 26 y 27 y ayudas al transporte de mercancías). El presidente propuso al Comisario la creación de una categoría específica RUP dentro del Reglamento general de exención de ayudas por categorías que será revisado este año paralelamente a las líneas directrices de ayudas de estado de finalidad regional.

Por lo que se refiere a las ayudas de Estado al transporte, tanto aéreo como marítimo, Rivero trasladó también al comisario la necesidad de que se flexibilicen las reglas de la competencia para hacer posible el lanzamiento de nuevas rutas con terceros países vecinos y permitir a Canarias poner en marcha con éxito su estrategia de desarrollo en su zona geográfica, que pasa también por medidas que faciliten los intercambios comerciales y la promoción de la internacionalización de las empresas canarias.

Directrices de tráfico aéreo

En este sentido, Rivero demandó al comisario que las nuevas directrices europeas en tráfico aéreo, que se aprobarán este año, puedan incluir ayudas de Estado para impulsar la conectividad de las Islas en su entorno geográfico. Almunia, por su parte, consideró que si bien las directrices tienen carácter restrictivo, se podría estudiar el caso de Canarias puesto que no existen otras alternativas de transporte.

La reunión con Damanaki estuvo marcada por los intereses del sector pesquero de las Islas en el marco de los acuerdos con Marruecos y Mauritania, la reforma de la Política Pesquera Comunitaria (PPC) y el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP). Así, en referencia a los citados acuerdos, el presidente insistió ante la comisaria en la urgencia del inicio de las negociaciones para un nuevo tratado con Marruecos, así como la necesidad de mantener, como mínimo, el volumen actual de descargas en el Puerto de la Luz de y de Las Palmas para las flotas cefalopodera y pelágica congelada (cerca de 170.000 toneladas al año), lo que se traduce en una actividad económica de casi 22 millones de euros (teniendo en cuenta datos del año 2011) en lo que se refiere al acuerdo con Mauritania.

Rivero defendió ante la titular de Pesca un tratamiento diferenciado como RUP en el marco de la nueva PPC, con soluciones locales que respondan a las especificidades canarias que contemplen, por ejemplo, el concepto de pesca costera artesanal; así como la necesidad de que el FEMP garantice el carácter extrapresupuestario de las compensaciones a la RUP, y el rechazo a la disminución de la ficha financiera para Canarias de las compensaciones a las RUP, de por sí ya insuficiente, a costa de los incrementos de las de Azores, Madeira Guayana Francesa y Reunión.

La comisaria, que dijo entender perfectamente los planteamientos de Canarias en esta materia, aseguró que su departamento está elaborando un informe sobre el impacto en Canarias de un posible cambio en el acuerdo pesquero con Mauritania y añadió que comparte los objetivos de sostenibilidad derivados de la pesca artesanal. “No podemos despreciar ninguna actividad económica por pequeña que sea”, subrayó.

Ante el nuevo embajador español en la UE, el presidente canario trató sobre la defensa española del estatuto específico y de las dotaciones financieras para Canarias, destacando la importancia del papel de España, junto a los otros dos países europeos con RUP (Francia y Portugal), y de la Representación Permanente en estas negociaciones, tanto en el apoyo político, como en la coordinación de aspectos como la estrategia renovada para las RUP, la reforma del REF o el resto de propuestas en la defensa de los intereses de Canarias. En este sentido, Rivero trasladó a Dastis el estado actual de las negociaciones y de sus reuniones con los comisarios.

Nueva estrategia de las RUP

Por último, el máximo representante de Canarias departió con el titular de Política Regional de la UE acerca de la próxima Comunicación de la CE para una estrategia renovada a favor de las RUP, que será aprobada en el segundo trimestre de 2012, así como el nuevo paquete de políticas sectoriales, en un momento crucial para Canarias en el marco de una coyuntura muy complicada y de fuertes recortes derivados de la difícil situación económica.

Canarias y el resto de RUP han trabajado intensamente en los últimos años para nutrir esta reflexión con propuestas muy concretas que han quedado plasmadas en los memorandos de octubre de 2009 y de mayo de 2010, suscritos por los tres estados (España, Francia y Portugal) y todas las RUP, así como en numerosas contribuciones conjuntas presentadas a la CE.

Para Canarias, la estrategia europea a favor de las RUP debe estar dirigida, principalmente, a mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos y a la creación de empleo. Para ello, la CE tendrá que incidir en el refuerzo del impacto y de la dimensión social de las políticas europeas, así como en el mantenimiento y refuerzo de los tres ejes de la estrategia europea hacia nuestras regiones establecidos en 2004 (aumento de la competitividad de la economía local, reducción del déficit de accesibilidad y mejora de la inserción regional con los terceros países del entorno geográfico).

En este sentido, el presidente abogó por la introducción de medidas que permitan consolidar y prorrogar los mecanismos de compensación existentes (figuras como el Posei, el Aiem, las suspensiones arancelarias, las ayudas al transporte de mercancías…) y nuevos instrumentos que permitan aumentar la competitividad de nuestro modelo tradicional y potenciar nichos de diversificación de nuestra economía (a través, por ejemplo, de la mejora de la conectividad, de la estrategia de Gran Vecindad con los países terceros vecinos o del apoyo a la I+D+i en sectores estratégicos de futuro).

Para alcanzar este objetivo, será imprescindible poder contar con los medios financieros suficientes (por ejemplo, en lo que se refiere a la dotación del fondo RUP) y con instrumentos reglamentarios adaptados a la realidad de las RUP en el ámbito de los fondos estructurales.