Buscar
05:13h. jueves, 20 de enero de 2022

José Pérez Ventura (IUC): al quebrantar el derecho a la información libre y veraz sobre el caso Las Teresitas

Esta censura es una radiografía perfecta del nivel de putrefacción de una sociedad profundamente corrompida, donde los tentáculos de la corrupción ocupan importantes instancias del poder público.
José Pérez Ventura (IUC)
José Pérez Ventura (IUC)

José Pérez Ventura (IUC) valoró la censura mediática que se ha logrado imponer por parte del régimen para que en los grandes medios de comunicación de las islas no se hable del caso Las Teresitas y afirma que esa actitud antidemocrática de medios como El Día o Diario de Avisos supone una violación de derechos fundamentales recogidos en la carta magna española y el pisoteo a los lectores a los que niegan la información de uno de los escándalos de corrupción más importantes de la historia democrática de las islas.

José Pérez Ventura dijo que el debate en el programa 59” sobre el caso Las Teresitas fue bastante gráfico del periodismo que se ejerce y se practica en Canarias, puesto que si bien en la mesa había profesionales con un destacado currículum como Daniel Millet o Fátima Hernández, también se puso de manifiesto el modo en el que algunos entienden la profesión periodística.

Desde su punto de vista, el debate fue bastante frustrante, primero porque algunas preguntas hicieron que se viera obligado a consumir el tiempo en responder a cuestiones intrascendentes para el caso, pero lo fue principalmente porque le llamaron para debatir sobre el escándalo de Las Teresitas, pero sin embargo no pudo participar en el debate con el periodistas sobre este asunto, ya que entiende que con su presencia se hubieran aportado algunas ideas que hubieran enriquecido el formato, aunque sí tuvo la oportunidad de dejarles la “manzana envenenada” sobre la mesa sobre la violación de la constitución que están haciendo periódicos como El Día o Diario de Avisos al violar el derecho a la información libre y veraz.

Hablamos de que esos medios de comunicación, a los que se están uniendo muchos otros, han impuesto la censura mediática sobre lo que destapa el sumario del caso Las Teresitas, pero sin embargo se permiten el lujo de hacer una contra historia del caso, lo que supone una violación de derechos fundamentales recogidos en la carta magna española y el pisoteo a los lectores a los que niegan la información de uno de los escándalos de corrupción más importantes de la historia democrática de las islas.

Afirma que la censura mediática sobre Las Teresitas es muy grave puesto que insiste en que se está vulnerando la constitución y conculcando el derecho a la información libre y veraz que los ciudadanos tienen, puesto que les están negando la posibilidad de conocer qué es lo que se esconde en este pelotazo de libro, para proteger a los poderes político-empresariales implicados en la trama.

Pérez Ventura indica que estamos ante una radiografía perfecta de cuáles son las relaciones de poder en las clases dominantes en Tenerife, clases que además se han sucedido generacionalmente desde antes incluso de la guerra civil en esa posición de predominio dentro de nuestra sociedad y que pone de manifiesto el nivel de putrefacción de una sociedad profundamente corrompida, donde los tentáculos de la corrupción alcanzan importantes instancias del poder público y donde las decisiones se toman precisamente en contra de la mayoría, para favorecer a esa minoría político-empresarial privilegiada que controlan los resortes del poder político, del poder empresarial y del poder financiero.

Opina que la actitud de ciertos “periodistas” como González Jerez en sus preguntas “humo” y en su irrefrenable desdén retratan muy bien a los personajes y hasta dónde llegan las raíces del régimen.