Buscar
lunes, 08 de agosto de 2022 19:26h.

Absuelto el demente que atacó a su madre y quemó la casa en La Gomera

El agresor, que padece esquizofrenia, será internado en un centro psiquiátrico
Durante el juicio, la mujer y su hijo, acusado, se abrazaron y se pidieron perdón.  la opinión
Durante el juicio, la mujer y su hijo, acusado, se abrazaron y se pidieron perdón. la opinión

Francisco Chinea N., que padece esquizofrenia y que fue juzgado el pasado mes de mayo en la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife por un delito de homicidio en grado de tentativa y otro de daños, ha quedado absuelto, según recoge la sentencia. El acusado atacó a su madre con un cuchillo y quemó la vivienda en la que convivía con la víctima y su padre, el 25 de enero de 2009, en el municipio de Valle Gran Rey, en La Gomera.

El acusado, no obstante, será internado en un centro especializado para su tratamiento médico psiquiátrico durante un tiempo máximo de 10 años. Asimismo, el dictamen de la Sección Quinta considera que el reo debe abonar los daños causados por éste en el incendio que provocó y que afectó, además de la vivienda familiar, a la de un vecino. Así, se determina que Francisco Chinea N. debe indemnizar con 47.799, 31 euros a la aseguradora de la propiedad en la que convivía con sus progenitores, y con 13.379,16 euros a la otra entidad con la que el vecino tenía contratada la póliza.

Según se fundamenta en el fallo, los tres magistrados del tribunal han absuelto a Francisco Chinea N. de los dos delitos de los que se le acusaba, pese a ser autor penal de los mismos, ya que existe la circunstancia eximente de su responsabilidad criminal por la enfermedad psíquica que padece. Además, los magistrados acuerdan mantener la prisión provisional para el acusado hasta la mitad de la medida de internamiento impuesta.

Los hechos ocurrieron el citado día en el interior de la vivienda familiar. La madre del acusado se encontraba tumbada en la cama de su dormitorio cuando entró éste y empezó a golpearla. El padre acudió en ayuda de su esposa pero fue empujado por su hijo. Entonces, Francisco Chinea N. se hizo con un cuchillo de la cocina y regresó a la habitación de sus progenitores donde empezó a acuchillar a su madre, aunque ninguna de las heridas revistió gravedad.

El acusado, de nuevo, se ausentó del cuarto, y sus padres pudieron ponerse a salvo, acudiendo a un centro médico donde la madre fue atendida de las lesiones que presentaba.

El acusado permaneció en la vivienda, le prendió fuego y salió a la calle donde sería detenido. El inmueble quedó completamente calcinado por el fuego que, además, causó daños en el piso situado justo encima de la vivienda en la que ocurrieron los hechos.