');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.

La Aldea espera recibir a más de 15.000 personas durante la celebración de sus fiestas patronales

La consejera de Función Pública y Nuevas Tecnologías del Cabildo de Gran Canaria, Margarita González Cubas, destaca la relevancia de estos festejos para el tejido empresarial y social del municipio
52307999493_28c18dbcf8_c

La Casa Palacio del Cabildo de Gran Canaria ha acogido hoy la presentación oficial del programa de actos de  las fiestas de La Aldea de San Nicolás en honor a su patrón, San Nicolás de Tolentino, que retoman su andadura tras dos años de restricciones generadas por la pandemia de la Covid-19 y que, en esta edición, prevé recibir a más de 15.000 personas que se acercarán al municipio para disfrutar de la amplia variedad de actividades que se desarrollan durante casi un mes, con el apoyo económico del Gobierno de Gran Canaria.

En el acto, la consejera de Función Pública y Nuevas Tecnologías del Cabildo, Margarita González Cubas, que ha estado acompañada por el alcalde de La Aldea, Tomás Pérez Jiménez, y por la concejala de Festejos, Cleofé Cubas Suárez, ha resaltado la relevancia que tiene para la Isla esta fiesta que, como ha recalcado, “es una de las más populares y multitudinarias de Canarias”.

“Hoy es un día muy importante, porque volvemos a vivir nuestra fiesta, después de dos años de restricciones, y La Aldea se prepara para recibir a miles de personas que asistirán a los actos más populares de los festejos, como son La Bajada de la Rama, La Romería-Ofrenda y El Charco, el símbolo del municipio”, ha afirmado.

La consejera ha descrito La Aldea como un pueblo consciente de su historia y de su identidad, que mantiene vivas sus costumbres y sus tradiciones, y ha alabado la hospitalidad de su gente, “que es su mayor tesoro y que recibe y agasaja a todas y todos los que lo visitan”.

Cubas ha incidido en que, desde mediados de agosto y hasta la mitad de septiembre, el municipio se llena de color, de diversión, de espacios de reencuentro y convivencia de las familias y de todas y todos sus visitantes, “y que también supone un respiro muy importante para el tejido empresarial y social del municipio, que nos ofrece buena gastronomía y alojamiento”, ha enfatizado. “De hecho, en este momento, la tasa de ocupación suele ser muy alta y muchos establecimientos ya han colgado el cartel de ‘completo’”, ha detallado, antes de concluir deseando el máximo disfrute a todas y todos los aldeanos.

Por su parte, Tomás Pérez Jiménez ha agradecido al Cabildo de Gran Canaria el apoyo que siempre presta a La Aldea para la celebración de sus fiestas patronales, y ha asegurado que el municipio va a ser un punto de referencia para Gran Canaria, para Canarias e incluso para más allá de las Islas. “Nuestra fiesta tiene una entidad propia y, a lo largo de los años, se ha consolidado como un festejo en el que la alta participación de las personas que acuden buscando un lugar distinto en el que disfrutar y encuentran esa acogida nos sitúa en un lugar privilegiado dentro del mapa festivo”, ha manifestado.

En su intervención, el alcalde ha hecho hincapié en que la idiosincrasia de La Aldea y las raíces de los actos que conforman los festejos hacen que se tenga la visión de un pueblo que es muy festivo y también que conoce sus tradiciones y quiere transmitirlas a las futuras generaciones de la mejor manera posible. De ahí que haya lanzado un mensaje a quienes vayan a vivir la fiesta, “para que sepamos respetar las tradiciones de todos los actos que nos legaron nuestros antepasados”.

Pérez indicó que el Ayuntamiento cuenta con un dispositivo integrado por 200 personas y destinado a atender a la población aldeana y a las y los visitantes, y cuyos miembros estarán presentes en todos los actos organizados.

A este respecto, ha señalado que el programa diseñado por la Concejalía de Cultura y Festejos incluye actos de todo tipo que se desarrollan a lo largo de casi un mes de actividades. “Desde el día 6 de agosto, que empezamos con un concierto de la Orquesta Sinfónica de Las Palmas, hasta el 17 de septiembre, que celebraremos La Subida de la Rama, contamos con una intensa y variada oferta de actividades, actividades culturales, deportivas y actos religiosos, para que todas y todos se sientan realizados y felices, después de dos años duros de pandemia”, ha concluido.

Y es que, desde conciertos de música hasta torneros de zanga, pasando por la XXI Gala del Deporte, el programa está plagado de actividades para todos los gustos, cuyos puntos álgidos se concentrarán el fin de semana del 9 al 11 de septiembre, con la celebración de La Bajada de La Rama, el viernes 9; la Romería-Ofrenda en honor a San Nicolás de Tolentino, el sábado, 10; y El Charco, el domingo, día 11.