Buscar
04:44h. Jueves, 18 de Octubre de 2018

Alejandro Jorge asegura que Marcial Morales no retiró el test de contenido sexual dirigido al personal del Cabildo

El presidente insular se comprometió públicamente el pasado mes de junio a suprimir las preguntas, “porque ese tema no tiene nada que ver con los objetivos de bienestar laboral”

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Marcial Morales, compareció en el pleno ordinario celebrado ayer a petición del presidente insular de Nueva Canarias (NC) y consejero del Cabildo, Alejandro Jorge, para abordar la situación del estudio sobre el clima laboral dirigido al personal del Cabildo. El representante de Nueva Canarias asegura que esta comparecencia ha servido para demostrar que el polémico test de contenido sexual no fue retirado, “el presidente del Cabildo ha seguido hacia adelante con este estudio de más de 60.000 euros, y  ha generado una lamentable situación que pudo haberse evitado. Plantear iniciativas para mejorar la situación laboral del personal del Cabildo no es malo, siempre y cuando se hagan desde el consenso con los representantes de los trabajadores y trabajadoras, cuestión que no ha sucedido. Ni siquiera contó con el apoyo del consejero de Recursos Humanos, Juan Jiménez, es un estudio encargado en exclusiva por Marcial Morales”.

Marcial Morales se comprometió públicamente el pasado mes de junio a retirar el test de contenido sexual, porque según decía, “nada tiene que ver con los objetivos de bienestar laboral”. El presidente también argumentaba que ciertas preguntas pertenecen a la intimidad de las personas y que su Gobierno trabaja con seriedad y responsabilidad, y por ello iba a revisar el estudio y a suprimir las preguntas de contenido sexual. Sin embargo esto no ha sucedido. 

Alejandro Jorge considera que la clave para mejorar el clima laboral radica en la materialización de acuerdos entre los representantes del personal y el Gobierno del Cabildo, “en este mandato se han producido muchos desencuentros entre el Cabildo y los representantes del personal, esto no se soluciona con un estudio, se soluciona garantizando los derechos de los trabajadores y trabajadoras, es la  fórmula”.

Jorge también asegura que ni siquiera se realizó un sondeo previo para saber qué personas podrían estar interesadas en participar en el estudio, “el presidente ha sacado a concurso un estudio sin saber qué personal iba a participar. Al ser una actividad voluntaria, lo lógico hubiese sido conocer primero su aceptación antes de ponerlo en marcha y no al revés”.