Buscar
01:32h. Lunes, 19 de Febrero de 2018

Alejandro Jorge responsabiliza a Marcial Morales del retraso en la puesta en marcha del servicio de extinción de incendios y salvamento

El presidente fue advertido al inicio de la legislatura de la obligación del Cabildo de prestarlo de forma directa e inmediata, pero finalmente se pondrá en marcha tres años después

El Cabildo celebró en la tarde de ayer una sesión plenaria, para tratar, entre otros asuntos, la comparecencia del presidente Marcial Morales a petición de Nueva Canarias (NC), al objeto de explicar por su parte sobre la situación que ha motivado que el servicio de extinción de incendios y salvamento en los municipios inferiores a 20.000 habitantes, cuya competencia recae en el Cabildo, no esté disponible hasta avanzado el presente año.

El presidente insular de Nueva Canarias y consejero del Cabildo, Alejandro Jorge, asegura que Marcial Morales conocía desde el inicio de la legislatura las competencias del Cabildo en materia de extinción de incendios y salvamento, “ el presidente conocía desde el inicio del presente mandato la responsabilidad del Cabildo sobre Seguridad y Emergencias, incluso en marzo de 2016 se le comunicó por escrito por parte del jefe de Seguridad y Emergencias del Cabildo, y pocos días después fue el propio Secretario General, quien informó al presidente sobre la obligación del Cabildo de prestar el servicio de forma directa e inmediata, pero en cambio continuó dilatando su puesta en marcha”.

Desde que el Gobierno Insular tuviera conocimiento de la obligación de prestar el servicio hasta que entre en funcionamiento, habrán transcurrido tres años, hecho que Alejandro Jorge califica de lamentable, “está instalada una falta de responsabilidad en Coalición Canaria y el Partido Socialista que es inaceptable, la comparecencia ha servido para demostrar que teníamos razón cuando alertábamos de la obligación del Cabildo de prestar este servicio”.

Alejandro Jorge recuerda que la extinción de incendios y el salvamento es uno de los puntos que están recogidos en el acuerdo alcanzado entre el Gobierno Insular y Nueva Canarias, “nuestra organización política considera que  la seguridad es imprescindible para nuestra  población, y también para los millones de turistas que nos visitan. El Cabildo en esta materia no ha estado a la altura de las circunstancias, esa es la realidad, y la culpa no es de los técnicos, es del Gobierno Insular”.