Buscar
09:05h. domingo, 23 de enero de 2022

El Cabildo se propone que la Bodega Insular convierta en vino los 100.000 kilos de uva que se pierden al año por su cierre

El inmueble será “la casa de todos los bodegueros y viticultores de la Isla”, anunció Miguel Hidalgo. El objetivo es convertirla en una bodega de referencia y motor del sector vitivinícola de la Isla

160421_gc_vinos_5

 El Cabildo de Gran Canaria se ha propuesto que la Bodega Insular, cuya reapertura está prevista para este año, transforme en vino los hasta 100.000 kilos de uva que se pierden de media cada año por falta de una infraestructura al servicio de viticultores y bodegueros, anunció el consejero insular de Soberanía Alimentaria, Miguel Hidalgo.

“Hay un compromiso para que 100.000 kilos de uva puedan entrar en la bodega, los que se perdieron este año por no tener este espacio habilitado”, señaló Hidalgo, quien relató que el Cabildo mantiene reuniones periódicas con este fin con los responsables de la Federación Insular de Asociaciones Vitivinícolas de Gran Canaria (Vinigran), que integran a 350 bodegueros y productores, y con la Denominación de Origen de Gran Canaria, constituida por más de 300 viticultores y 72 bodegas.

Gracias a esos encuentros periódicos se ha avanzado en la elaboración de un plan de vialidad y en la búsqueda de la fórmula jurídica correcta para la cesión de la explotación de la bodega, celebró Hidalgo.

Además, subrayó que será “la casa de todos” los bodegueros de la Isla, incluso de aquellos que tienen un centro de producción propio y quieran usar las instalaciones para producir vino de Gran Canaria con la idea de convertirla en una bodega de referencia y motor vitivinícola de la Isla.

Además tendrán cabida otros productos relacionados con el sector primario, pues el Cabildo pretende que sirva también como centro de exposición, aprovechando su ubicación en la ruta turística hacia Tejeda.

“Después de casi una década cerrada ha habido que empezar de cero”, explicó Hidalgo, quien no obstante aclaró que el edificio se encuentra en buen estado de conservación y que se ha recuperado el mobiliario que había sido cedido a Valleseco para la elaboración de sidra.

La Bodega Insular posee en su interior un tren de embotellado en perfectas condiciones, si bien la falta de uso obligará a acometer labores para su puesta a punto, así que el Cabildo ya tiene prevista una partida presupuestaria que empleará para la reapertura del local.

Asimismo, Hidalgo anunció que la Institución insular busca recursos externos como los fondos europeos a través del Plan de Desarrollo Rural del Gobierno de Canarias, con quien ya ha establecido conversaciones al respecto.