Buscar
05:24h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

La Cantante portuguesa Dulce Pontes llega en su mejor momento a Canarias

Regresa con una doble cita en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria el viernes 13 de septiembre, y al día siguiente, sábado 14 de septiembre, en el Auditorio de Tenerife.

Dulce Pontes celebra sus 30 años de carrera con una gira mundial en 2019 que incluye a Canarias como una doble cita en Mar Abierto 2019. El viernes 13 de septiembre actuará en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, y el sábado 14 de septiembre en el auditorio de Tenerife. Las entradas se encuentran a la venta en la web www.festivalmarabierto.com  así como en las web de los dos auditorios: www.auditorio-alfredokraus.com y www.auditoriodetenerife.com

 

Es la segunda vez que la cantante portuguesa visita el festival pero en esta ocasión celebrando una fecha muy especial y tras la publicación de su nuevo trabajo ‘Peregrinaçao’ en el que refleja que el ser humano vive en un mundo confuso y necesita emprender un viaje a su interior, una búsqueda que conecte con sus emociones. Peregrinar significa recorrer de un lado a otro y se hace para buscar algo: las profundidades del alma. Es el caso del nuevo trabajo de la cantante, instrumentista, compositora, arreglista y productora portuguesa Dulce Pontes que desde otro doble ‘Momentos’ en 2009 no publicaba un nuevo disco. 

 

Cinco años le ha llevado a dar forma a ‘Peregrinaçao’ como una artesana de los sonidos y la colaboración de António Pinheiro da Silva. El bilingüismo del disco, una reivindicación ibérica, no es ningún obstáculo para que las veintidós canciones mantengan una línea de coherencia musical. Este nuevo repertorio junto a sus míticas canciones harán que su concierto sea una oportunidad única de hacer un recorrido vital por la vida y obra de Dulce Pontes, uno de los grandes referentes actuales de la música potuguesa.

 

Un referente de la música tradicional portuguesa

 

Dulce Pontes nació en 1969 en Montijo, Portugal. Se formó como pianista y comenzó su carrera como cantante tras participar en una competición en su ciudad natal con 18 años. Pronto se convirtió en actriz del teatro y la televisión portuguesa. En 1991, ganó el festival nacional de música con su canción "Lusitana Paixão" (conocida en inglés como "Tell Me"), que la llevó a representar a Portugal en el Festival de Eurovisión.

 

Pontes comenzó su carrera como una artista pop convencional, pero a lo largo de los años ha evolucionado hasta convertirse en una reconocida cantante de la llamada música del mundo. Combinando el fado tradicional con estilos contemporáneos, descubrió nuevas formas de expresión musical. Introdujo las tradiciones musicales de la Península Ibérica en su repertorio, redescubrió muchas melodías populares olvidadas y encontró el uso en instrumentos musicales que ya estaban obsoletos. Su obra no sólo está inspirada e influenciada por la tradición musical ibérica, sino también por sonidos árabes, africanos, brasileños y búlgaros, aunque ella canta fundamentalmente en su portugués nativo.

 

Con su segundo albúm 'Lágrimas' (1993), Dulce Pontes generó un efecto sociológico sin precedentes. Redescubrió el fado cuando estaba muriendo y las nuevas generaciones ya no estaban interesadas en él. De hecho, no es posible concebir el nuevo fado de esta primera década del siglo XXI sin la contribución decisiva del cantante de Montijo. Dulce Pontes lideró la popularización de la música portuguesa en todo el mundo.

 

La reinterpretación de 'Canção do mar' fue durante los próximos años la canción portuguesa más universal de todos los tiempos y con más versiones internacionales. La misma interpretación de esta canción fue el tema principal de la banda sonora de la película de Hollywood "Primal fear" (1996).

 

A lo largo de su carrera, Dulce Pontes ha colaborado con artistas tan importantes como Cesária Évora, José Carreras, Caetano Veloso, Marisa Monte, Carlos Núñez, los Chieftains, Kepa Junkera, Eleftheria Arvanitaki, George Dalaras, y Andrea Bocelli, entre otros. Su álbum "Focus" es el fruto de una colaboración con Ennio Morricone. Este trabajo, firmado por ambos artistas, llegó a vender más de 800.000 copias en todo el mundo.

 

Después de 30 años, Dulce Pontes sigue recorriendo el mundo ante la gran ovación del público y agotando las entradas en numerosas ocasiones. Entre los premios que ha recibido durante su trayectoria destacan, entre otros, los internacionalmente reconocidos como el de la Videográfica Española (España), Tenco (Italia), Maria Carta (Italia) y el Micrófono de Oro (España).