Buscar
12:24h. domingo, 27 de septiembre de 2020

ve imprescindible los test en origen y destino.

Castilla pide más restricciones para revertir en cuatro semanas la advertencia alemana a los viajes a Canarias

La consejera de Turismo lamenta la medida y apela a la toma de conciencia de toda la población de que “casi uno de cada dos puestos de trabajo dependen directa o indirectamente del turismo, sin contar todo el empleo inducido que genera esta actividad en Canarias”.

 

La consejera de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, Yaiza Castilla, ha lamentado hoy la decisión del Gobierno alemán de advertir sobre los viajes a Canarias ante el índice de contagios por Covid-19 que se ha alcanzado en la Comunidad Autónoma de Canarias pasando a engrosar la lista de zonas con índice de riesgo que elabora el Instituto Robert Koch (RKI), competente en materia epidemiológica en el país germano, y que toma como referencia para esa calificación las zonas que hayan superado los 50 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en una semana. En esa categoría hay unos 130 países.


Según palabras de Castilla, “esta decisión supondrá, sin lugar a dudas, una clara merma en la demanda de viajes a Canarias, si bien no tan drástica como en el caso del Reino Unido”, puesto que de momento no se obliga a realizar al regreso una cuarentena  de 15 días, sino a la realización de una prueba que verifique que se está libre del virus y en todo caso esperar en cuarentena domiciliaria hasta el resultado.


No obstante, y tal y como se adelantó estos días a la consejera de regional de Turismo desde la Embajada de Alemania en España en una reunión telemática celebrada con objeto de conocer los planes del país para con Canarias, este requisito será sustituido previsiblemente desde principios de octubre por la obligatoriedad de cuarentena.


Yaiza Castilla confía en que Canarias pueda reconducir esta situación en las próximas cuatro semanas para lo que considera imprescindible endurecer las medidas restrictivas y los controles para frenar el índice de contagios, así como el compromiso férreo de toda la población, “que debe tomar conciencia de que casi uno de cada dos puestos de trabajo dependen directa o indirectamente del turismo, sin contar todo el empleo inducido que genera esta actividad en Canarias”


Sebastian Ebel, CEO del mayor turoperador del mundo TUI, adelantaba esta semana en Las Palmas en reunión mantenida con el presidente de Canarias y la consejera de Turismo que esta decisión del Gobierno alemán con respecto a Canarias va a suponer una merma a priori en su facturación y, aunque mantendrá cierta operativa con las islas, apeló a la urgencia de reconducir esta situación antes de octubre ante el hecho de que Canarias es la única alternativa viable de destino de sol y playa para este invierno para el mercado europeo.


En los mismos términos se expresó ayer, ante Yaiza Castilla, Magnus Wikner,  CEO de Nordic Leisure Travel Group, el principal turoperador en Escandinavia y por lo que la consejera manifiesta que “aunque todos reconocemos que la demanda de viajes a nivel mundial está muy diezmada por la situación generada por la Covid-19,  no podemos perder esta oportunidad de ser el único destino vacacional para esos ciudadanos que buscan un lugar de sol y playa para los próximos meses con estándares y servicios sanitarios europeos”.


Además del control del nivel de incidencia de la pandemia, Castilla apela una vez más al logro de la implantación de las pruebas PCR en origen y destino, no sólo como medida de protección de la población canaria, sino como elemento de confianza de los turistas y sus respectivos gobiernos de cara a la consideración de las Islas como territorio seguro. Para ello, Turismo de Canarias trabaja ya en una propuesta que haga viable esta medida de aquí a la temporada de invierno y para lo que cuenta por primera vez con la implicación de los principales operadores turísticos, además de con el ofrecimiento de las patronales canarias.


El turismo alemán en Canarias


Las islas recibieron el pasado año 15,1 millones de turistas. De ellos, los alemanes son el segundo mercado de mayor peso, solo precedido por el británico. Suman casi 2,7 millones de turistas, un 18% del total y un 20% si sólo se tienen en cuenta los turistas internacionales (13,1 millones). Aunque se distribuyen por todas las islas, tienen un peso mayor en las Gran Canaria (24%) y, sobre todo, en Fuerteventura, donde alcanzan una cuota de mercado del 40%. Asimismo, el turista alemán es uno de los de mayor gasto medio por viaje (1.276€ por turista y viaje frente a los 1.136€ del promedio).

El turismo alemán tiene un elevado peso relativo en Canarias respecto al resto de CCAA de territorio español, con una cuota de mercado el 19% frente al 13% nacional.


El alemán es un turista muy fiel a Canarias. Vienen a lo largo de todo el año, pero es en los inviernos cuando lo hacen con mayor fuerza. Había descendido ligeramente tras los problemas de conectividad aérea derivados de las quiebras de Germania y, posteriormente, Thomas Cook (Neckerman), aunque desde Canarias se estaba trabajando intensamente para mejorar esa situación.


Confían en el sistema sanitario y en los estándares europeos de Canarias y siguen muy de cerca la evolución del destino, como puede comprobarse por la cantidad de noticias sobre las islas que se generan cada día en los medios alemanes y en las redes sociales, así como por la gran interacción que los turistas alemanes muestran en las redes sociales de Turismo de Canarias


La pandemia ha ocasionado grandes pérdidas a las aerolíneas y turoperadores alemanes. Cabe tener en cuenta que el turismo aporta más de 35.000 millones de euros a la economía de Alemania y que uno de cada 7 empleos en el país está ligado al turismo. Aunque también incluye el turismo receptor, hay que tener en cuenta que Alemania es el principal mercado emisor del mundo en cuanto al volumen de turistas.