Buscar
12:11h. Sábado, 28 de marzo de 2020

CCOO denuncia a Inspección de Trabajo la desprotección de los trabajadores de ambulancias por el coronavirus

Aeromédica Canarias ordenó a un trabajador que se mantuviera en su puesto a pesar de haber entrado en relación con un enfermo de COVID-19. Denuncia que no se está llevando a cabo ninguna desinfección de los vehículos.-Señala Comisiones Obreras en su Comunicado.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras Canarias (FSC-CCOO) ha denunciado ante la Inspección de Trabajo y la Consejería de Sanidad del Gobierno canario la situación de "absoluta indefensión" ante el contagio por coronavirus de los trabajadores del sector de ambulancias, en general, y de la empresa Aeromédica Canaria, una de las concesionarias del servicio de transporte de enfermos. 

El sindicato denuncia expresamente que la empresa obligó a mantenerse en su puesto de trabajo a un operario que había participado en el traslado de una persona enferma por el COVID-19 mientras no tuviera "fiebre o catarro", negándole la posibilidad de realizar un test sobre la enfermedad.
Mantenerse en el puesto de trabajo

Los hechos comenzaron el pasado jueves 12 de marzo cuando el trabajador, un conductor de urgencias del 112 correspondiente a la empresa Aeromédica, alertó a su jefe de base de que había sabido que una persona a la que había trasladado había sido diagnosticada con COVID-19. Sin consulta médica alguna, el jefe de la base le indicó que se tomara la temperatura dos veces al día y que, mientras no tuviera síntomas, se mantuviera en su puesto de trabajo. Lo mismo sucedió con otros tres trabajadores que se vieron involucrados en una situación similar, sin que la empresa tuviera en cuenta que esos empleados podrían contagiar a sus propias familias y a otras personas. Asimismo, FSC-CCOO denuncia que en ningún momento la empresa ha tomado medidas para descontaminar los vehículos en que se ha trasladado a esos pacientes.
“Actitud mezquina”

Además, el pasado 13 de marzo, el delegado sindical de FSC-CCOO en Aeromédica se personó en la empresa para exigir que pusiera a disposición de los trabajadores los equipos especializados (EPIS) para atender a los posibles enfermos, negándose la empresa y argumentando que el Servicio del 112 no los consideraba necesarios. En ese momento, los trabajadores llamaron al teléfono de la Comunidad Canaria para estos casos (900 112 061) que les indicó que debían abandonar inmediatamente la labor profesional y ponerse en cuarentena.

El sindicato denuncia la “absoluta irresponsabilidad y actitud mezquina” de algunas empresas del sector, particularmente de Aeromédica Canaria, no solo con los trabajadores, sino con la salud de toda la ciudadanía y llama al Gobierno canario a tomar cartas en el asunto “de forma inmediata y contundente”. El sindicato exige que estas medidas se tomen “inmediatamente, es decir, en el día de hoy”. Y en caso de que las denuncias sean ciertas, que proceda a suspender el contrato inmediatamente para que se garantice que los trabajadores están a salvo y no están transmitiendo la enfermedad.

Asimismo, exige al Gobierno canario que ejecute de forma inmediata el concurso de ambulancias para que, tras nueve años de prórroga, “exija a las empresas concesionarias que hagan las inversiones necesarias en vehículos y equipamientos”.