Buscar
lunes, 27 de junio de 2022 00:00h.

Claudina Morales denuncia la “nula política presupuestaria del Gobierno del PP para el sector turístico”

La diputada por Fuerteventura asegura que no hay ni un solo euro para promoción, cualificación o diversificación. Morales recuerda que se han eliminado de forma unilateral medidas como las bonificaciones a las tasas que aumentaron el número de visitante e hicieron posible que AENA recaudara más dinero.

“El Gobierno del Estado sabe que las condiciones para el Fomic o los bonos ICO son absolutamente inasumibles por parte de las administraciones y los empresarios”, asegura.

La diputada del Grupo Nacionalista Canario (PP-PNC-CCN) por Fuerteventura, Claudina Morales, ha denunciado “la nula política presupuestaria del Gobierno del PP para el sector turístico pues es imposible poner en marcha un Plan Nacional de Turismo si no existe una ficha financiera para él”, aseguró.

Claudina Morales aseguró que no hay ni un duro ni para promoción ni para cualificación ni para diversificación, “con lo que es imposible que así se pueda poner en marcha una política que potencia el sector más importante de la economía española y de la economía canaria, cuyos visitantes en este último caso representan el 20% del total del Estado español”, aseguró.

“Lo que ha pasado con Canarias es absolutamente indignante”, continuó, “se han eliminado, por ejemplo, las bonificaciones a las tasas aéreas con la excusa de la recaudación, una excusa absolutamente falsa dado que AENA con estas bonificaciones recaudó mucho más de lo que ha recaudado hasta ahora, ya que atrajeron a un mayor número de visitantes hasta el punto de batir records en las islas. Eso sin hablar del agravio comparativo que supone el dejarlas en Baleares y eliminarlas en Canarias”, insiste.

Sobre la financiación para la mejora de la cualificación, en la que se incluye la rehabilitación, Claudina Morales insistió en que el Gobierno del PP sabe perfectamente que las condiciones del Fomic o de los créditos ICO para este asunto son absolutamente inasumibles por las administraciones y las empresas ya muy dañadas por la crisis, “por lo que es un dinero que no se va a utilizar y lo saben dado que tanto en 2011 como en 2012 nadie se acogió a esos fondos porque los requisitos interpuestos eran absolutamente incumplibles”.