Buscar
22:52h. Domingo, 16 de Diciembre de 2018

Los Comités de Árbitros de Tenerife y Las Palmas firman un acuerdo histórico para la Tercera División

Los encuentros entre equipos de una provincia serán dirigidos por colegiados pertenecientes a un comité distinto

 

Los Comités Interinsulares Técnicos de Árbitros de las Federaciones de Tenerife y Las Palmas han pactado modificar el sistema de nombramiento de los colegiados en Tercera División, de tal manera que cada jornada uno de los encuentros en los que se enfrenten equipos de la misma provincia será dirigido por un equipo arbitral del comité vecino que será nombrado por el vocal de designaciones correspondiente al lugar donde se dispute. 

La histórica iniciativa, que se pondrá en práctica a partir de la 25 jornada de la competición (20 y 21 de enero), fue presentada este martes en la Federación Tinerfeña de Fútbol, sede esta temporada de la Federación Canaria. Asistieron Francisco Rivera, vicepresidente de la institución y Norberto Castilla, presidente del Comité Interinsular Técnico de Árbitros de Tenerife (CITAF), a quienes acompañaron Jaime Yanes, secretario del citado órgano y Francisco Javier Vázquez, vocal de capacitación y portavoz. 

Todos resaltaron la importancia del acuerdo alcanzado y agradecieron a Pedro Juan Díaz presidente del Comité Técnico de Árbitros de Las Palmas la buena predisposición que ha mostrado a la hora de llegar a un acuerdo.  “Estamos estrechando lazos de manera muy cordial con el Comité de Las Palmas y eso es muy positivo para todos”, destacó Vázquez.

Desde que a principios de los 80 la Federación Española de Fútbol reestructurara la Tercera División y se creara el grupo canario, por norma general, los partidos han sido dirigidos por colegiados adscritos al comité de la provincia en la que dicho encuentro se ha disputado.

El alto coste de los desplazamientos debido a la insularidad ha sido un obstáculo en los últimos 30 años a la hora de permitir la movilidad de los colegiados de Tercera División entre todas las islas como ocurre en otras Comunidades Autónomas. En este caso, la medida no acarreará sobrecoste alguno para los clubes, puesto que será asumido por los comités arbitrales. 

El acuerdo permitirá abrir una vía de estrecha colaboración entre los comités de ambas federaciones que será controlado por un responsable en cada órgano que también será el encargado de resolver dudas y buscar soluciones de mutuo acuerdo a las incidencias.