Buscar
domingo, 26 de junio de 2022 17:29h.

“La concejala de Asuntos Sociales ha dañado gravemente a los usuarios y la imagen de la ciudad”

Ignacio González, candidato a la alcaldía del CCN, exige de nuevo la dimisión de la edil porque “toda España sabe ya que los chicharreros están comiendo de la basura sin que su ayuntamiento haga nada para evitarlo”.

Santa Cruz de Tenerife.-El líder centrista considera “una vergüenza” lo ocurrido el jueves en la Comisión de Control y vuelve a reclamar al alcalde que decrete la emergencia social.

“Lo ocurrido el pasado jueves en la Comisión de Control del ayuntamiento supone, por un lado, una burla a los numerosos usuarios de los servicios sociales y, por otro, un evidente daño a la imagen de la ciudad. Y la responsable es la concejala de Asuntos Sociales”. Así valoró Ignacio González Santiago, candidato del CCN a la alcaldía de Santa Cruz en 2015, la desgarradora intervención de Sonia, madre y ex trabajadora de la cooperativa Mararía que explotó al pedir a los ediles ayuda para sus hijos, además de confesar públicamente  que comía de la basura, mientras ellos se enriquecían y no le hacía caso.

“La concejala, continuó González, la mandó a callar, mientras los otros ediles jugaban con el móvil, miraban para otro lado o guardaban un silencio cómplice”.

Las imágenes de lo ocurrido han circulado por redes sociales y televisiones, locales y nacionales, “para, en opinión del líder centrista, escarnio público de la ciudad. Acabo de ver las imágenes en una cadena estatal en horario de máxima audiencia y me dio vergüenza ajena”.

“Nuestros concejales se han vuelto insensibles y ciegos porque ni tan siquiera miraron a Sonia, esta madre coraje que simboliza a tantas otras que lo están pasando muy mal para poder dar de comer a sus hijos. No quieren enterarse de lo que ocurre en la calle y parece que no les importa porque la crisis no va con ellos. La gente está comiendo de la basura y pasan descaradamente”.

González concluyó con una doble petición que ha repetido de manera insistente las últimas semanas: “Nos encontramos ante una emergencia social real y el alcalde tarda demasiado en declararla. De la posible mala imagen para la ciudad ya no tiene que preocuparse porque toda España sabe que los chicharreros están comiendo de la basura sin que su ayuntamiento haga nada para evitarlo. Además, le pido que cese a una concejala que nunca debió nombrar para un cargo que le queda grande, y que asuma directamente los servicios sociales. Todos los recursos municipales deben estar a favor de los que menos tienen, para que nadie pase hambre en Santa Cruz. Al resto de  concejales, que tengan vergüenza y escuchen a la gente cuando pide ayude. Y si no lo hacen, presenten la dimisión”.