Buscar
17:11h. sábado, 05 de diciembre de 2020

Curbelo apremia a las entidades locales a prepararse para gestionar con eficacia el uso del superávit

Celebra que el Congreso apruebe el decreto que suspende las reglas de gasto, a la vez que permite el uso del superávit, pero lamenta la escasez de tiempo de las administraciones para que esta medida tenga efecto este año

El portavoz del Grupo Parlamentario Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo, celebra que el Congreso dé luz verde este martes al decreto del Ministerio de Hacienda por el que se suspenden las reglas fiscales sobre deuda, déficit y gasto para 2020 y 2021, lo que permitirá a las administraciones locales disponer de sus remanentes y superávit para emplear en gasto corriente, con el objetivo de paliar la crisis económica y social generada por la pandemia.

Para Curbelo esta medida se hace totalmente necesaria y cobra aún mayor importancia para los Cabildos, ya que según indica, “hemos sufrido una merma en la riqueza del PIB del 21,6%, algo que, lamentablemente, quedará reflejado en el presupuesto del próximo año”.

Por ello, celebra que se compense esta pérdida de recursos y de actividad económica, no obstante, lamenta la escasez de tiempo con la que cuentan las entidades locales para poder gestionar estos recursos en el período presupuestario actual, por lo que reconoce que “habrá que esperar al próximo año para poder hacer uso del superávit”.

Asimismo, Curbelo adelanta que los cabildos están negociando con el Gobierno, “no sólo el ingreso de los 21,9 millones de euros vinculados a la actualización de los recursos de competencias transferidas, sino también un fondo que sea capaz de compensar esa pérdida, así como clarificar qué ocurrirá con el Fdcan en un futuro próximo”.

Con todo, Curbelo indica que es tiempo de prepararse para poder gestionar estos fondos con eficacia, de tal forma que la calidad de los servicios esenciales quede garantizada. “Ahora toca organizarse para emplear estos fondos en resolver las principales demandas de la ciudadanía”, aclara, al tiempo que recuerda la importancia de esta medida para poder compensar a las administraciones que han sufrido la merma de recursos públicos como consecuencia de la reducción del REF y de los gastos derivados de la pandemia.

Si bien valoró el previsible apoyo general que recibirá la convalidación del decreto, lamentó que se siga sin buscar una solución a las entidades locales que no disponen de superávit ni remanentes, “por lo que esta decisión que muchos celebran para otros no supone beneficio alguno, al no disponer de remanentes”.

Por ello, reiteró la necesidad de que el Estado disponga de una mayor flexibilización y aporte soluciones que pasan por la creación de un fondo para atender a la realidad que padecen, así como permitir el endeudamiento a estas corporaciones. “Esta medida es más necesaria que nunca por el actual escenario de crisis sanitaria en el que estamos inmersos, por lo que es un asunto que cobra mayor importancia si queremos mantener la calidad de nuestros servicios básicos”, precisó.