Buscar
lunes, 27 de junio de 2022 01:08h.

Canarias soporta la tutela de más de 2.800 menores no acompañados

Curbelo considera necesario arbitrar mecanismos legales para garantizar una distribución solidaria de los menores migrantes

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera sostiene que la situación de las menores no acompañados en las islas está “al límite” y apela al Estado para que articule mecanismos de “solidaridad real” entre territorios 
Casimiro Curbelo y Victor torres

El portavoz de Agrupación Socialista Gomera, Casimiro Curbelo, ha exigido, este miércoles, la puesta en marcha de mecanismos legales, de ámbito estatal, que garanticen una distribución solidaria de los menores migrantes que permanecen en las islas. Así lo manifestó después de las declaraciones realizadas por la directora general de Protección a la Infancia y la Familia, quien alertó de la situación límite en la que se encuentran los centros de acogida. 

En palabras de Curbelo, “la solidaridad no puede ser teórica, debe existir entre los territorios y el Estado tiene la potestad de alcanzarla para reducir la presión que actualmente se registra en los centros de acogida de las islas que ahora ocupan más de 2.800 migrantes bajo la tutela del Gobierno autonómico”. En este sentido, reiteró que la solución pasa por decisiones de calado y que vengan desde la unidad de acción para “hacer frente a un problema que no solo afecta a Canarias, sino a España y, por su puesto, a la Unión Europea”. 

Así, insistió en el establecimiento de programas europeos con los que abordar soluciones “muchos más completas”, que también pasan porque España refuerce su papel “como agente partícipe de la diplomacia en los países del entorno, de tal forma que no solo se refuercen estrategias de cooperación, sino que se luche contra las mafias situadas en la costa africana”, precisó. 

“Es inadmisible que desde fuera de las islas se siga mirando hacia otro lado. La crisis migratoria es un problema de Estado que afecta a la frontera sur de Europa, que es Canarias, y no podemos tolerar que por la insolidaridad de otros territorios, centenares de menores que llegan a nuestras costas permanezcan en situaciones poco favorables”, lamentó Curbelo, quien pidió, una vez más, la articulación de un operativo coordinado por Madrid para que el resto de comunidades se sumen a la llamada de ayuda de las islas. 

Calificó de “vergonzoso” el número de traslados realizados el pasado año, que apenas superaron los 200. “Lo escuchábamos ayer, si sigue produciéndose el goteo en la llegada de embarcaciones a las islas, esta realidad se complicará aún más en apenas horas, por lo que no caigamos en la improvisación y adoptemos medidas”.