Buscar
05:18h. miércoles, 12 de agosto de 2020

El CCN apuesta por la construcción de presas y minicentrales hidroeléctricas en el archipiélago

Se justifica dado el incremento de la demanda eléctrica en los primeros nueve meses de 2012 en los que la isla con mayoraumento  fue La Palma con un 5,5%, siendo Lanzarote la única isla donde dicha demanda decreció en un 1,3%.

Edificio de la Antigua Hidroeléctrica Monforte, Hermigua
Edificio de la Antigua Hidroeléctrica Monforte, Hermigua

El Centro Canario Nacionalista por medio de su secretario federal, Alfonso López, aboga por la creación de una red de minicentrales hidroeléctricas en Canarias como forma de generar una energía eléctrica económica y que contribuiría de manera notable a la reducción de las emisiones de gas de efecto invernadero.

“No hay que olvidar”, afirma López, “que a nivel mundial dicha forma de energía representa el 19% de la generación y del suministro eléctrico en más de 140 países y las aguas para riego que suministran, tan importantes en nuestro Archipiélago, proporcionan casi el 16% de los alimentos del mundo”.

Por otro lado, las presas que se destinaran a tal fin permitirían controlar y disponer de agua, ya que el hecho insular está limitado desde los primeros asentamientos aborígenes por la escasez de recursos de agua dulce disponible.

Según recientes estudios realizados, las minicentrales hidroeléctricas tienen amplias ventajas que van desde sus costes de construcción menores, pasando por su baja inversión para la puesta en funcionamiento y terminando porque su impacto es mínimo para el Medio Ambiente.

En nuestro Archipiélago el volumen medio de escorrentías anual es de 356 Hm, de los cuales solamente son retenidos en presas unos 100 Hm/año, dándose el caso que en El Hierro y Lanzarote la retención es prácticamente nula y en Fuerteventura, La Palma y La Gomera es muy bajo, siendo solamente significativo en Gran Canaria y menos en Tenerife por lo que el agua, bien escaso y valioso, se está vertiendo al mar sin aprovechamiento alguno.

No podemos olvidar, concluye Alfonso López, que dichas presas aparte de la generación de energía hidroeléctrica contribuyen a la contención de aluviones, protección de márgenes, control de crecidas, riego, consumo humano e industrial, piscicultura e incluso al turismo y esparcimiento, por lo que sería una apuesta completa de desarrollo para Canarias.