');
Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 03:48h.

FEPECO denuncia que las Administraciones Públicas han sido las únicas beneficiadas de la erupción del Volcán Cumbre Vieja en La Palma

"Muchos viajes, reuniones, visitas, fotos, promesas o financiación, que se han quedado en nada e incluso no se han hecho realidad y si en algún caso, se han ejecutado, no han contado con la calidad y dignidad que se esperaba como respuesta".-señala Oscar Izquierdo
image014

Oscar Izquierdo, presidente de FEPECO, manifiesta que, en general, las Administraciones Públicas, en sus distintos niveles territoriales, no han estado a la altura de las necesidades o demandas ciudadanas y del sistema productivo palmero. Muchos viajes, reuniones, visitas, fotos, promesas o financiación, que se han quedado en nada e incluso no se han hecho realidad y si en algún caso, se han ejecutado, no han contado con la calidad y dignidad que se esperaba como respuesta.

Al final, el Gobierno Central, el Gobierno Canario y el Cabildo, se han limitado a gestionar con sus propios medios, por cierto, insuficientes e incapaces, una crisis, que les ha superado con creces, faltándole la prontitud requerida e incluso, convirtiéndose en competencia desleal al tejido empresarial privado, al abusar descarada e indiscriminadamente, de las continuas encomiendas y encargos a empresas públicas, como GESPLAN o TRAGSA, que son verdaderamente las únicas beneficiadas de los fondos que han llegado.

Es decir, ellos mismos se han guisado y comido el dinero que ha llegado, demostrando de esa manera, que tenemos una burocracia que no sirve, que no tiene capacidad gestora y que es incapaz de tramitar los fondos a través de los procedimientos normalizados, con las correspondientes licitaciones, para que puedan presentarse las empresas privadas. Lo público tiene el deber de ser exclusivamente subsidiario de la iniciativa privada y no suplantarla, porque de esa manera, sólo se llega a una sociedad subvencionada, acomodada y con falta de emprendimiento, que es lo que menos necesita La Palma y lo que está provocando, adrede, la Administración Pública.

Desde FEPECO, pedimos para la reconstrucción de la isla, prioridad para el tejido empresarial palmero y canario. Las empresas locales, cuentan con la suficiente solvencia, capacidad, potencialidad y profesionalidad, para acometer cualquier ejecución de obra que sea precisa. Están perfectamente preparadas, para poner todo su saber y obrar, en un territorio que conocen a la perfección y donde han demostrado históricamente, su buen hacer y capacitación. Teniendo una experiencia que hay que valorar suficientemente, junto a los medios propios con los que cuentan, que son importantes, modernos y de última generación, además, del personal especializado. La reconstrucción tiene que contar con materiales avanzados, enérgicamente eficientes, con una construcción moderna e industrializada, para construir viviendas dignas e infraestructuras suficientes, seguras y sostenibles.