Buscar
06:27h. Martes, 11 de Diciembre de 2018

Fran Trujillo completa la segunda etapa del Reto Solidario Ultraman Tenerife Dona Vida

Al ultrafondista solo le restan por cubrir 84 kilómetros para completar el reto

3f8480c2-48a4-44eb-baa2-49352bb5cfba
3f8480c2-48a4-44eb-baa2-49352bb5cfba

84 kilómetros. Un doble maratón. Es la distancia que le resta por cubrir al ultrafondista Fran Trujillo para  completar el Reto Solidario Ultraman Tenerife Dona Vida. Si en la etapa inicial del viernes no tuvo ningún problema, en la segunda sí que el deportista tinerfeño tuvo que afrontar momentos difíciles, de mucha tensión.
A priori, la jornada del sábado era íntegramente de ciclismo. Arrancó en Alcalá, en el mismo punto de llegada del día anterior, y concluyó ya de noche en el municipio de Candelaria, en la emblemática Plaza de la Basílica, después de haber recorrido 285 kilómetros con un desnivel positivo acumulado de más de 7.000 metros que incluye la ascensión al Teide. Todo ello en un día benévolo en lo climatológico, aunque el ultratriatleta pasó de los 9 grados en la bajada a Erjos hasta los 24 grados en la zona de Playa de Las Américas.


A la ruta, ya de por sí rompepiernas, se le unieron varios problemas técnicos que sufrió Fran Trujillo. En la ascensión al Teide por La Orotava, la falta de oxígeno le provocó un pequeño desfallecimiento, del que se recuperó poco más tarde a base de alimentación –geles energéticos y magnesio–. Ahí no quedó la cosa, en el descenso a la altura de Chío se le rompió un radio de la rueda trasera. Su equipo de apoyo le ayudó a cambiarla, pero perdiendo un tiempo precioso y, lo que es más importante, el ritmo que ha había cogido.


La llegada de la noche se ceñía como otro hándicap más a superar. A Fran le hacían falta frontales. Su equipo los pidió a través de las redes sociales y la respuesta fue más que positiva. Hasta cuatro aparecieron en la zona del Río, donde el deportista isleño hizo una mínima parada para equipar esa luz que lo alumbrase hasta Candelaria. Así fue. Y, además, se le unió otro ciclista, con lo que los kilómetros finales se hicieron más llevaderos.  Tras más de 14 horas, Fran Trujillo completaba el segundo capítulo de una historia que hoy tendrá final en El Médano.


Un doble maratón pondrá a prueba la resistencia de Fran Trujillo. Lleva 10.000 metros de natación y más de 530 kilómetros sobre su bici Olympia desde el viernes por la mañana. Tampoco hoy estará solo. Muchos amigos correrán junto a él y en la zona de meta de El Médano le espera una unidad móvil del Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, en la que  todo aquel que lo desee pueda donar sangre con comodidad. Porque ese es el fin que persigue esta iniciativa puesta en marcha por Fran Trujillo.