Buscar
12:24h. miércoles, 05 de agosto de 2020

merced a la colaboración entre Cabildo y San Juan de Dios

Gran Canaria tendrá una residencia para 60 grandes dependientes por patologías de salud mental

La apertura está prevista para el segundo trimestre de 2021 y el coste de las plazas se sufragará a través del Instituto de Atención Social
Aspecto exterior ahora mismo de la futura residencia, antiguamente un seminario.
Aspecto exterior ahora mismo de la futura residencia, antiguamente un seminario.

 Gran Canaria contará con una moderna residencia para 60 personas consideradas grandes dependientes por patologías de salud mental una vez culmine la rehabilitación del edificio de cinco plantas y semisótano que acomete en la capital grancanaria la Orden Hospitalaria San Juan de Dios con 932.000 euros aportados por el Cabildo de Gran Canaria, explicó hoy el presidente de la Institución insular, Antonio Morales.   

El futuro centro toma cuerpo en el antiguo seminario menor de la Urbanización Zurbarán de Tafira cedido por el Obispado de Canarias y ocupará una superficie de 1.440 metros cuadrados destinados a dar respuesta con servicios de la más alta calidad a la demanda social en la Isla para atender a estas personas a partir de su apertura, prevista para el segundo trimestre de 2021, avanzó el consejero de Presidencia del Cabildo, Teodoro Sosa.

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS) de la Institución insular abonará el coste de las plazas a través de los fondos del convenio de atención a la dependencia en la Isla suscrito con el Gobierno de Canarias, precisó la consejera de Política Social del Cabildo, Isabel Mena. 

San Juan de Dios tiene previsto emplear a 25 profesionales para atender este nuevo recurso distribuido en habitaciones, áreas comunes, salas y gabinetes de rehabilitación, talleres y zonas de recreo. La intervención también incluye la instalación de un ascensor, la mejora de la accesibilidad y el acondicionamiento general interior y exterior del inmueble, espacio dedicado en el pasado a la educación de jóvenes aspirantes al sacerdocio y que presentaba un notable deterioro.

El gerente de la Ciudad San Juan de Dios de Las Palmas de Gran Canaria, Lorenzo Esma, agradeció el apoyo del Cabildo y recordó que la ayuda a los grandes dependientes por patologías de salud mental y sus familias es uno de los pilares de la Orden desde su creación y que ahora traslada a la Isla la experiencia de un siglo y la excelencia alcanzadas en sus centros de referencia de Málaga o Ciempozuelos, en Madrid.

Esma añadió que “el planteamiento de la reforma se centra en convertir el edificio en un centro de vanguardia, capaz de ofrecer unas modernas instalaciones que den una respuesta solvente a las necesidades los residentes desde un punto de vista sanitario, asistencial y terapéutico”.

El respaldo del Cabildo para hacer realidad la futura residencia cimenta todavía más los vínculos entre Gran Canaria y la Orden, que gestiona desde 1972 la Ciudad de San Juan de Dios, en el Lasso, donde actualmente atiende a 200 niños y niñas en su Colegio de Educación Infantil y Escuela Infantil Temprana y unos 150 adultos con discapacidad intelectual en sus recursos de residencia y centro de día.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios es una organización perteneciente a la Iglesia Católica, sin ánimo de lucro y dedicada a la atención sanitaria, sociosanitaria y social a través de diversos dispositivos, entre los que se incluyen hospitales y centros de salud mental, para personas con discapacidad, para personas mayores y para personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Dispone en España de una red de 75 centros y dispositivos sociosanitarios que atiende a cerca de 800.000 personas al año y cuenta con más de 17.000 profesionales.

En Canarias, San Juan de Dios está presente en Las Palmas de Gran Canaria a través de la Ciudad, un centro dedicado a la discapacidad intelectual, y en Santa Cruz de Tenerife, a través de un hospital médico-quirúrgico y un centro psicopedagógico dedicado a la atención a adultos con discapacidad.