Buscar
15:45h. Jueves, 27 de Julio de 2017

Hernández exige a Clavijo que deje de ser “el presidente de un Gobierno sin alma”

Le pide al presidente del Ejecutivo regional que explique a los 37.300 hogares sin ingresos que le sobraron 157 millones de euros por su obsesión en ser “el campeón de la austeridad”

La presidenta del Grupo Parlamentario Socialista, Patricia Hernández, exigió hoy al presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, que deje de ser “el presidente de un Gobierno sin alma y llore con quienes tanto hace sufrir”, al hilo de la ya conocida afirmación de este de que “a la política se viene lloradito de casa”. 

En el pleno de la Cámara, Hernández preguntó a Clavijo por las prioridades de la acción política de su Gobierno y le pidió que explique “qué le diría una persona que lleva dos meses en cama, con dolores, esperando por una operación de cadera, al enterarse de que al presidente le sobraron 157 millones que no se quiso gastar y con los que se habrían acabado esos dolores y también acabada toda la lista de espera quirúrgica y diagnóstica, que quedaría a cero”.

Recordó que el presidente, pese a sobrarle esos 157 millones de euros, “mandó a parar operaciones porque dijo que no había más dinero”. Continuó y dijo que con esos 157 millones, un miembro de cada uno de los 37.300 hogares sin ingresos habría encontrado un empleo en el Plan de Empleo Social “y aún le sobraba dinero para decirles a los ayuntamientos que no hacía falta que pusieran la mitad, sino el 25 por ciento”.

También subrayó en su intervención que con esos 157 millones que le sobraron a Clavijo, “todos los niños y niñas de cero a tres años de Canarias tendrían su escuela infantil gratis sin que sus padres tuviesen que hacer milagros para pagarla”. “Podía haber optado por acabar con toda la lista de espera de dependencia y aún sobraba bastante para que todo el alumnado de Primaria, Secundaria y Bachillerato de los centros públicos tuviesen libros de texto y material gratis”, añadió.

Patricia Hernández le habló también al presidente de las personas en situación de dependencia y sus familiares que continúan a la espera o de los padres y madres “que hacen equilibrios en septiembre para comprar los libros sabiendo que no se les ayudó” pese a disponer el Gobierno de esos 157 millones de euros. “Su prioridad es quedar el primero de la fila del déficit aunque seamos los últimos en servicios públicos”, insistió.

Por último, la presidenta del Grupo Parlamentario Socialista hizo hincapié en que esta es “la primera vez en la historia de Canarias que ocurre que un presidente tiene el dinero y no se lo gasta”.