Buscar
domingo, 26 de junio de 2022 21:42h.

El I Congreso Internacional Camino de Santiago entre Volcanes destaca el valor patrimonial de los recorridos isleños

El director general de Promoción y Ordenación Turística, Ciprián Rivas, explicó que los caminos en las islas abarcan la ruta física, la ruta marítima y la de las estrellas

Los ponentes del I Congreso Internacional Camino de Santiago entre Volcanes, que se ha celebrado ayer y hoy en Expomeloneras, en San Bartolomé de Tirajana, han destacado el gran valor patrimonial con el que cuentan los itinerarios canarios, un valor que, según se ha puesto de manifiesto en los diferentes debates, “les hace valedores de ser catalogados como patrimonio universal”.

Durante los dos días de debate y análisis en el encuentro organizado por la Consejería de Turismo, Industria y Comercio del Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Ordenación y Promoción Turística, expertos de los ámbitos científico, cultural y patrimonial, tanto nacionales como internacionales, han abordado cuestiones como el valor del camino en Canarias como itinerario y nexo entre continentes, su carácter multicultural, el legado de las artes y las letras asociado al camino en las islas, y el turismo y el patrimonio natural.

Según han coincidido, los caminos canarios tienen una identidad propia que se ha cimentado a lo largo del tiempo y que se seguirá construyendo a través del compromiso de mantenerlos y conservarlos, una vez se vayan reconociendo como itinerarios culturales, naturales y patrimoniales. En este sentido, señalaron la necesidad de colaboración de las administraciones locales e insulares para construir las rutas físicas y culturales.

Sobre el carácter diferencial del Camino de Santiago entre Volcanes, el director general de Ordenación y Promoción Turística, Ciprián Rivas, explicó que este proyecto abarca la ruta física que vertebra las ocho islas canarias; el camino de las navegaciones que no solo conecta a las islas, sino al archipiélago con el resto del mundo; y el camino de las estrellas, que tiene en la riqueza de los cielos de Canarias su mayor baluarte.

A lo largo de su intervención, abordó todas las dimensiones del camino y cómo “la puesta en valor de las rutas, el patrimonio etnográfico, paisajístico y cultural con acciones dirigidas a la generación de conocimiento de las personas y los lugares supone la construcción de un nuevo atractivo turístico que favorecerá no solo la conservación, sino también el desarrollo de una economía integral que redunda, también, en los lugares ajenos a las grandes zonas turísticas de las islas”. En definitiva, “una forma de integrar las medianías y cumbres, y contribuir a la descentralización del modelo actual”.

La primera jornada contó también con la participación de Juan Antonio Álvarez Pedrosa, catedrático de Lingüística Indoeuropea y Director del Instituto de las Religiones de la UCM (Madrid); Abdelmalik El Barkani, médico neurocirujano y exdelegado del Gobierno en la Ciudad Autónoma de Melilla; y Alfred Gutiérrez Kavanagh, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Pontificia de Comillas (UPC), quienes analizaron el camino como itinerario espiritual y físico, un ámbito en el que destacaron el carácter de unión entre culturas.

El debate sobre el camino como nexo entre continentes corrió a cargo, junto a Ciprián Rivas, de María de los Reyes Hernández Socorro, catedrática de Historia del Arte en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; y la antropóloga en la Institución Milà i Fontanals del CSIC.

El inicio de la segunda jornada estuvo protagonizado por la importancia del multiculturalismo de las islas en una mesa moderada por la catedrática de Derecho Administrativo de la Universidad de Santiago de Compostela, María Teresa Carballeira; y que contó con la participación del catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de A Coruña y exministro de Justicia, Francisco Caamaño; la directora del Máster en Derecho de la Unión Europea en la Universidad de Minho y Cátedra Jean Monnet de Derecho de la Unión Europea, Alesandra Silveira; y el catedrático emérito de Antropología Social y Cultural de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Honorio Velasco.

El análisis del legado de las artes y las letras en los itinerarios culturales corrió a cargo de la catedrática emérita de Literatura Española de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Yolanda Arencibia; el catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Santiago de Compostela y exdirector de la Real Academia de la Lengua (RAE), Darío Villanueva; y el catedrático de Antropología Social de la Universidad de Granada, José Antonio González.

Ya para terminar, el biólogo y director de Centro Educativo y Experto en Metodologías Activas de Aprendizaje, Miguel Ángel Montenegro; el catedrático de Geología en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria y miembro del Instituto de Oceanografía y Cambio Global (IOCAG), José Mangas; el director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo; y el presidente de la Asociación Canaria de Turismo Activo, José Luis Echevarría, debatieron sobre el turismo y el patrimonio natural en el Camino de Santiago en todas sus vertientes que abarcan desde el itinerario terrestre hasta el que se realiza a través del Universo.

Durante la jornada, también tuvo lugar la actuación de la soprano Magdalena Padilla y el pianista Sergio Alonso, quienes pusieron música al Camino de Santiago entre Volcanes. La clausura corrió a cargo del presidente del Comité Científico Asesor del I Congreso Internacional Camino de Santiago entre Volcanes, Alfed Gutiérrez, quien emplazó a los presentes a participar de un futuro segundo.

Los participantes en el Congreso realizarán mañana, sábado, uno de los itinerarios del Camino de Santiago entre Volcanes con comienzo en Maspalomas y que visitará la Necrópolis de Arteara, la zona de Los Llanos de la Pez para terminar en Tunte tras pasar por el Camino de la Plata. En Tunte, los participantes podrán degustar el ‘menú del peregrino’ en un almuerzo ofrecido por personal y alumnado del Hotel Escuela de Santa Brígida, centro de Hecansa.