Buscar
miércoles, 29 de junio de 2022 19:08h.

GomeraActualidad.com

Jornada de Salud Mental PostCovid: ¿Una oportunidad política para actuar?

Isabel Aguilar como ponente, dejaba como notas destacadas que,  pese a que hoy se tiene en cuenta cada vez más la opinión del  paciente, aún se está lejos de alcanzar ese objetivo.
pie de foto. Isabel Aguilar

El día 2 diciembre 2021 se celebró la Jornada de Salud Mental: ¿Una  oportunidad política para actuar?, convocada por la Fundación Juana Reyes. Tuvo lugar en el Real Casino de Santa Cruz de Tenerife, con firmando que la sociedad civil espera unos cambios. Isabel Aguilar, presidenta de la Fundación Juana Reyes  agradeció la participación de todos los actores: técnicos, políticos y  sociedad presentes, ya que eso contribuye en gran medida a la  necesaria desestigmatización de la salud mental. 

El Gobierno 

La jornada fue inaugurada por el Ilmo. Sr. Don Conrado Domínguez Trujillo; director del Servicio Canario de Salud (SCS). El Sistema  necesita reponerse del impacto de la Covid-19 y confirmó que la  salud mental es una prioridad para, precisamente lograr esa  estabilización del sector. Este evento en Tenerife, coincidió con el  lanzamiento de la nueva estrategia de salud mental nacional, lo cual  indica una creciente sensibilización sobre la misma. Se corroboró que  esa estrategia nacional provee una dotación de recursos, lo cual  ayudará a acelerar la puesta en marcha de los servicios prioritarios  también en Canarias. 
Precisamente, la Ilma. Sra. Doña Elisabeth Hernández González,  directora general de Programas Asistenciales, describió las  prioridades del Departamento de salud. En los próximos meses y  años habrá un desarrollo en la prevención de la conducta suicida, la prevención infanto-juvenil, los trastornos mentales graves y la  coordinación entre primaria y salud mental. 

El Modelo asistencial y los profesionales: 

El Profesor Dr. Don Francisco Javier Castro-Molina, insistió sobre el  impacto que en la esfera de la salud mental está teniendo la  pandemia en los profesionales de la salud y describió diferentes  intervenciones que son necesarias para ‘cuidar a los que cuidan’. 
Aunque la situación, con respecto a la salud mental, no puede  valorarse en su plenitud, ya existen indicadores que dejan ver un  aumento considerable de la patología mental en la población  mundial. Es por ello, que los sistemas de salud deben comenzar con  la puesta en marcha de planes que combatan la situación que se ha  generado tras la pandemia. 

A su vez, el Dr. Rafael Bengoa desgranó la necesidad de  complementar el modelo de agudos con un modelo más sincronizado  con la creciente cronicidad de nuestras sociedades, una cronicidad  complicada aún más por la pandemia. Estos cambios y sugerencias  para su implementación vienen descritos en un documento titulado 
“La Salud Mental: ¡La Oleada más Invisible!”  

La Voz del paciente y la sociedad civil.

Isabel Aguilar como ponente, dejaba como notas destacadas que,  pese a que hoy se tiene en cuenta cada vez más la opinión del  paciente, aún se está lejos de alcanzar ese objetivo. Todavía hoy, cuando el paciente de salud mental demanda mejoras, se le sigue  estigmatizando. Hay que subrayar que el paciente es el eje principal  del sistema, es quien lo mantiene, es quien lo costea y ya no sólo  quiere ser beneficiario sino también actor. Se precisa darle voz, pero  sin estigmatización. 

La política  

En la mesa redonda de los políticos participaron Don Marcos  Hernández Guillén, Doña María de Ríos Sánchez, Don José Alberto  Díez- Estebánez y Don Valentín Correa Gutiérrez. 

Se apreció un mayor compromiso con el desarrollo de la salud mental  en Canarias por todos los partidos presentes, reconociendo que la  pandemia había hecho más visible esta área y las desigualdades subyacentes. Se reconoce igualmente que la salud mental no debe  ser analizada ideológicamente y que este momento, aunque siga la  pandemia, es una oportunidad para la salud mental, un fenómeno  que debe ser considerado como trasversal al gobierno y a la sociedad  y no puramente clínico. 

No será fácil avanzar en esta área, ya que la pandemia sigue, pero  se reconocen que lo no-Covid no debe seguir siendo postergado  siempre por las sucesivas oleadas del Covid. Asimismo, al crecer la  demanda en la atención en salud mental será necesario saber  priorizar, ya que el reto es enorme y será necesario atender a los más  enfermos primero reforzando la atención psicológica en las  infraestructuras asistenciales. 

Las Conclusiones 

La post-pandemia es una oportunidad para la salud mental en  Canarias por varias razones: 

1. para resetear la salud mental y mejorar los servicios 
2. para ayudar a la desestigmatización de la enfermedad  mental gracias a la participación de todos los actores:  técnicos, políticos, administración y sociedad civil en esta  reunión.  
3. para alinear las acciones en Canarias con aquellas  sugeridas en la nueva Estrategia Nacional en Salud Mental, la cual viene con apoyo financiero. 
4. Para alinear también con los fondos del Plan Europeo de  Transformación, Recuperación y Resiliencia y del ámbito  nacional. 
5. Para desarrollar programas y concienciar de la  importancia de “cuidar al cuidador”. 

6. Par desarrollar procesos que permitan que se oiga la voz  de los pacientes y la sociedad civil en las decisiones sobre  los servicios. 
7. Para desarrollar progresivamente un servicio asistencial  público que ofrezca mayor continuidad de cuidados  fortaleciendo el papel y la conexión con la atención primaria. 
8. Para influir en la posible nueva ley de salud mental en el  Parlamento Nacional. 

La Fundación Juana Reyes continuará buscando la colaboración de  todos los actores concernidos en aras a fomentar la  desestigmatización y la mejora de la calidad de vida del paciente que  tiene afectada su salud mental. 
La Fundación Juan Reyes agradece la colaboración de Janssen para  la organización de esta jornada.