Buscar
23:23h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

La AEGC denuncia la indefensión en la agresión sufrida por dos Agentes en Buenavista del Norte en Tenerife

Por cada agresión a un compañero AEGC volverá a exigir medidas urgentes para proteger a los agentes de las agresiones cada vez más frecuentes: medidas judiciales, de material antidisturbios para las patrullas y por su puesto más personal.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Asociación que engloba todas las Escalas y Empleos de la Guardia Civil, por medio del presente comunicado pone en conocimiento de la opinión pública en general lo siguiente:

Una vez más, la Asociación Española de Guardias Civiles, tenemos que volver a denunciar la falta de personal y de medios de autoprotección para los agentes. La agresión sufrida por dos compañeros en el municipio tinerfeño de Buenavista es ejemplo más de la indefensión en la que nos encontramos. Como venimos denunciando de manera reiterada en AEGC no hay semana en la que no sea agredido un compañero.

Esta la inauguramos con la agresión a dos compañeros de Buenavista, Tenerife, quienes tuvieron que hacer frente a reyerta de más de 20 personas y sin poder contar con apoyos al principio porque, a pesar de dar el aviso desde el COS al puesto de Icod de los Vinos, no pudo acudir ninguna patrulla porque no tenían pareja de servicio por la falta de personal. 

Es decir, que los dos agentes inmersos en la reyerta tuvieron que hacer frente solos a los más de 20 enardecidos porque cuando quiso llegar el refuerzo desde La Orotava, que está a más de 45 minutos en coche, los guardias civiles habían conseguido hacerse con la situación. 

Desde AEGC ya avisamos a los responsables del Ministerio y de la Guardia Civil que no dejaremos ni una agresión sin denunciar porque hemos aprendido que nuestra vida, nuestra seguridad no es importante para ellos, y esperamos que al menos con nuestras denuncias el resto de fuerzas políticas presionen para que se tomen las medidas que consideramos necesarias.

Empezando por el endurecimiento de las penas a los agresores de los miembros de las FCSE, y eso pasa por la consideración a guardias civiles y policías de autoridad y no de agente de la autoridad, como ocurre ahora. En segundo lugar, pero no menos importante, con mayor personal.

No puede ser que una patrulla de guardias civiles se vea rodeada por 20 enardecidos y no cuenten con refuerzos porque no hay personal. Y en tercer lugar dotar a las patrullas de material antidisturbios para evitar situaciones como la de Buenavista que tuvieron que enfrentarse a los atacantes con unas simples autodefensas, por eso en AEGC seguimos reclamando el uso de las pistolas taser en situaciones como estas.

Pero desde la Asociación Española de Guardias Civiles queremos señalar que esta falta de medios y personal que venimos sufriendo en la Guardia Civil también repercute en los ciudadanos. Porque en Buenavista se quedaron dos guardias civiles solos ante los 20 agresores, pero hemos de recalcar que en otra zona de su demarcación, Icod de los Vinos, los vecinos estaban sin patrulla por falta de guardias civiles.

El hecho de que a nosotros en el ministerio del Interior nos consideren trabajadores de tercera es lo mismo que decir que los municipios que debemos proteger son también de tercera y carecen de valor para el ministerio. Porque conociendo las dificultades que plantea la seguridad en el ámbito rural, los responsables del ministerio les destinan una partida presupuestaria muy inferior que a los centros de población grande.

Como ya hemos hecho en las anteriores agresiones volvemos a reclamar a la Administración que se haga cargo de las indemnizaciones de los insolventes cuando, como causa de estas agresiones, los guardias civiles sufren lesiones temporales o permanentes. Es imposible de entender que el Estado te cubra, por ejemplo, un móvil roto durante una intervención, pero que cuando el agresor es insolvente te deje tirado cuando has sufrido una lesión física que te puede impedir volver a tu puesto de trabajo.