');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.

La pericia de un capitán de Armas evita una colisión en el puerto

El suceso, que felizmente quedó en apenas un contacto entre ambas embarcaciones, se produjo minutos antes de las dos de la tarde en la Dársena de Anaga.

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife.-La pericia del capitán del Volcán de Timanfaya, un buque de Naviera Armas que cubre en la actualidad el servicio entre Tenerife y Gran Canaria, evitó ayer que esta embarcación de 17.300 toneladas de peso arrollase al remolcador de Salvamento Marítimo Miguel de Cervantes, que se encontraba atracado muy cerca en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife.

El suceso, que felizmente quedó en apenas un contacto entre ambas embarcaciones, se produjo minutos antes de las dos de la tarde en la Dársena de Anaga.

Tanto fuentes de la Autoridad Portuaria como de la propia naviera valoraron la posibilidad de que el incidente fuera provocado por una inusitada racha de viento que rompió cabos de amarre del ferry, lo que hizo que éste ladease peligrosamente para terminar derivando hacia donde se encontraba el remolcador.

Con unos reflejos admirables y a pesar de la complejidad que supone obtener un resultado inmediato, el capitán lanzó el ancla y detuvo a tiempo su barco. Comprobado que no había sufrido daño alguno, el Volcán de Timanfaya pudo zarpar hacia la isla de Gran Canaria, a donde arribó sin mayor novedad.

El historial de seguridad de este ferry de Naviera Armas ofrece un inmaculado expediente, ya que sus tres últimas revisiones se produjeron a partir de 2009, dos de ellas en España y la restante en Portugal, sin que en ninguna se registrase incidencia alguna.