Buscar
04:26h. jueves, 20 de enero de 2022

En libertad con cargos el director financiero de Sinpromi

La cantidad que habría desviado desde las cuentas de la sociedad se estima en unos 500.000 euros, a través de cheques nominales que pensaba devolver al cobrar la subvención.

1414321373640k

J.D.M./S.L./J.R. El dia.es

Andrés Hernández Pedreira (Santa Cruz de Tenerife, 18 de octubre de 1978) es el nombre más repetido en la isla desde su detención el pasado viernes por un presunto delito de apropiación de fondos de la empresa pública del Cabildo Sinpromi, de la que era director financiero. Pero, ¿quién es Andrés Hernández Pedreira?

El sábado pasado cumplió 36 años. De carácter afable y con una perenne sonrisa -casi le cuesta un disgusto en Alicante el año pasado al confundirla con una burla- , llevó al Uruguay FS en apenas siete años desde las categorías territoriales a la Primera División Nacional de fútbol sala. Durante su trayectoria como presidente mostró siempre una faceta mediática. Por eso sorprendía esta semana que fuese el director deportivo, Adolfo Domínguez, "Fito", la cara del club. Eso a pesar del acuerdo entre ambos para que Domínguez quedara siempre en segundo plano.

La razón de esa "desaparición" podría estar en la investigación policial que se desarrollaba en paralelo desde el pasado lunes y que culminó con la detención. Ayer, después de tres horas de declaración, la magistrada Lucía Machado y Machado (la misma de la pieza separada en Tenerife del "caso Fórum"), titular del Juzgado de Instrucción número 5, decretaba su libertad con cargos.

En la primera declaración del viernes ante la policía, Pedreira admitió el desvío del dinero, una cantidad que se sospecha podría rondar los 500.000 euros. Aseguró que no habían ido a parar a las cuetas del club sino a su patrimonio. Ayer explicó a la jueza el mecanismo que usó. Firmaba cheques nominales para tomar el dinero de la subvención del Cabildo al club Sinpromi que pensaba devolver cuando se hiciera efectiva. Hermano y sobrino de abogados, Andrés pasaba la tarde de ayer con ellos para diseñar su defensa legal.

Desde el ambito jurídico hay dos posiciones encontradas en cuanto a la actuación policial. Por un lado, los que ven escarnio en una intervención "desproporcionada" para un delito de "guante blanco" por haber "distraído" 500.000 euros. Sobre todo si se compara con la corrupción galopante y con gestores políticos que no han entrado en la cárcel.

Otra tesis es la de los juristas que, aún también críticos, comparan el caso con el reciente de una rumana que por estafa de 20.000 euros fue directamente a la cárcel. El que la cantidad "distraída" ascienda a más de 36.000 euros podría agravar la acusación del Ministerio fiscal.

Andrés es el segundo de tres hermanos (otro chico es el mayor y una chica la pequeña) de una familia con arraigo en Santa Cruz, hijo y nieto de militares. Creció en el barrio de Salamanca, donde surgió su nexo con el Uruguay, antes de mudarse hace unos años a un chalet en Ifara. Soltero y sin hijos comparte vivienda con sus padres.

Andrés estudió en el Hispano Inglés y tiene tres carreras: licenciado en ADE (Administración y Dirección de Empresas), Empresriales y Sociología, la última a distancia, además de varias asignaturas de Derecho. Sus compañeros de clase lo califican de "inteligente y listo". Incluso, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, recordaba en la recepción al Uruguay por el ascenso a Primera cuando fue profesor de "un alumno de sobresaliente".

En el entorno de sus amistades lo veían como alguien "pudiente y con solvencia, sin necesidades económicas y mucho menos de hacer algo así". Y sus amigos de infancia lo consideran "buena gente". En su círculo familiar tambien están "alucinados", pues siempre justificaba el dinero que manejaba con la propiedad del bar La Charla, en Salamanca. Además, es asesor contable de varias empresas.

Entró en Simpromi en 2006. A Andrés Pedreira se le incluye en el círculo próximo a la consejera delegada, Carmen García Montenegro, y su cargo como propio de confianza política. Otras fuentes vinculan su incorpración a que un familiar suyo está vinculado al departamento de contratación de la corporación insular.

Respecto a su relación con el Uruguay, fue jugador y con un grupo de excompañeros relanzó en 2006 el club, clásico del fútbol sala tinerfeño, fundado en 1989 y desaparecido en 1996. Al poco tiempo ocupó la presidencia con un sistema unipersonal, similar al modelo del fallecido Quico Cabrera con el voleibol Tenerife. Desde hace cinco años no se convoca junta y se comenta que cuando alguien preguntaba por las finanzas su respuesta siempre era: "Está todo controlado". El pasado verano, Pedreira decidió que el directivoAlfredo García, el único junto a él con conocimientos económicos, ocupara el cargo de gerente. García ha terminado ejerciendo de taquillero, tal y como ocurrió en el último partido, el primero del exilio, el viernes pasado en Adeje.

La entidad fue creciendo de manera exponencial a sus ascensos deportivos. Así, de los 1.000 euros de 2007 para fichas, arbitrajes, una cancha como local cada quince días y dos equipajes, se pasó al presupuesto actual de 400.000 euros. Andrés llegó a ser directivo de la LNFS la pasada campaña. Y de entrenar en casa se ha pasado a una pretemporada este año en Cádiz "a todo tren". Hay que tener en cuenta que en la plantilla figuran seis gadiatanos más el catalán, goleador y estrella del equipo, Carlos Corvo: Pedro Toro, Luis Jara, Jesús Murga, Kike Barroso y los primos Víctor y Lolo Suazo. Algunas fuentes apuntan a "tres pisos para jugadores en la zona de Salamanca con una media mensual de gasto de 600 euros".

Vestía de forma sencilla y normal y no se le conocía más vida social que la de estar alrededor de su club y el deporte. A Andrés, siempre al teléfono y atento a las redes sociales, tampoco se le descubrió otra afición que las fiestas. En algunas participaba incluso su jefa en Sinpromi. La del ascenso a Segunda en 2012 fue sonada con barra libre, cena para 40 personas y reservado en discoteca. La que organizó tras subir a Primera empezó a las cuatro de la tarde y terminó a las tres de la mañana.

La pregunta de la gente del fútbol sala ha sido todos estos años: "¿De dónde sale el dinero para pagar todo esto?". Pero para acabar nada mejor que una frase del propio Andrés Pedreira: "Chicos, estoy bien, les he decepcionado, ahora toca luchar".

Incredulidad y tristeza en el "santuario" del Uruguay
"Hay que sacar el equipo adelante por el barrio y por los jugadores, que se lo merecen"; "no me lo creo" o "el nombre del club está en entredicho". Eran algunas de las frases que podían escucharse ayer en los numerosos corrillos del Bar José Manuel en la calle Salamanca, el "santuario" del Uruguay FS. EL DÍA visitó a primera hora de la tarde el establecimiento y el vecino Bar Capilla, presidido por una bufanda del club azul. La detención de su presidente, Andrés para casi todos, llenó de tristeza los que han sido puntos de reunión en los momentos de éxito del equipo de Salamanca Chica que se reúne en la Salamanca de siempre.

Frente al mítico y ya desaparecido cine Price, los rostros eran serios, impropios de la hora del aperitivo de un sábado. Pocas ganas de hablar, en general, pero los que lo hacían mostraban abiertamente una única preocupación: la continuidad del club en la elite del fútbol sala, la Liga Nacional. Además de la incredulidad respecto a la noticia que leían en la prensa. Incluso, el clásico entre Real Madrid y Barcelona, previsto para más tarde pasó a un segundo plano ante la actualidad "uruguaya". Un poco más abajo, en el número 7 de la calle Isla de La Gomera, el Bar La Charla, propiedad de Andrés, permanecía cerrado a cal y canto.


"El gran facilitador"

"Si hacía falta un coche, lo alquilaba, si algún jugador necesitaba una lavadora, la compraba, y si alguien no llegaba a fin de mes, le daba el dinero". Hombre generoso, cuentan que desde otro equipo le ofrecieron un número de lotería y dijo: "Dame la hoja completa". Él lo resumía así: "Lo que estamos consiguiendo se verá con los años". Quien conoce a Andrés lo califica de "el gran facilitador".

Por ejemplo, de una jornada para la plantilla en Siam Park o de la final de la Copa del Rey de 2011. Sin olvidar el viaje previsto a la fase final del pasado Mundial de Brasil, frustrado por la temprana eliminación de España (algún miembro del plantel le pidió la cantidad en metálico). Algunos, incluso, apuntan a la ortodoncia de unos jugadores "de repente con aparato" tras el acuerdo con una clínica especializada. Todo por sus chicos.

Era habitual verle en los entrenamientos en el pabellón de charla con dirigentes de otros clubes. Por ellos dio la cara como presidente de los de categoría nacional en la reciente reunión con el alcalde para solicitar más ayudas cuando le dijo a Bermúdez: "La subvención que me corresponde la dono a una ONG o a otro equipo".