');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.

Nueva Canarias denuncia la política fiscal del Gobierno canario por “improvisada y errática”

Román Rodríguez critica que los tributos verdes sólo tengan una finalidad recaudatoria

 

Nueva Canarias (NC) denunciará mañana en el Parlamento la política fiscal del Gobierno de Canarias por “improvisada y errática”. El portavoz parlamentario de NC, Román Rodríguez, criticará que los tributos verdes sólo tengan una finalidad recaudatoria. El líder nacionalista defenderá así la enmienda a la totalidad con la que fijarán los motivos del rechazo del proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Canarias (PGCAC) de 2013.

El portavoz, en su intervención, criticará la política fiscal del Ejecutivo de CC y el PSC por considerar que es “improvisada y errática”. Román Rodríguez recordó que, para el ejercicio económico de 2012, el Gobierno comenzó el año negando la posibilidad de subir los impuestos. Cinco meses más tarde, continuó, se crearon tres nuevos gravámenes, dos de ellos medioambientales. Con los presupuestos de 2013, añadió, el Ejecutivo crea otro impuesto verde, el de los envases retornables

En opinión de Román Rodríguez, el Gobierno canario entiende la política fiscal “exclusivamente como un instrumento de recaudación”. El portavoz de NC incidió en la idea de que este tipo de política “no sólo” consiste en incrementar los ingresos públicos. También debe contemplar en su opinión, la equidad y la cohesión social a través de su redistribución además de insertarse en una política económica que promueva el crecimiento económico.

Nueva Canarias, según Rodríguez, es partidaria de introducir, en la legislación canaria, tributos medioambientales. Pero debe hacerse, recalcó, de forma reflexiva y motivada. Su incorporación “apresurada”, como se hizo en 2012 y se pretende en 2013, “sólo se justifica por la necesidad” de incrementar la recaudación, denunció.

Román Rodríguez instó al Ejecutivo a presentar un proyecto de ley sobre los tributos verdes que se deseen pero sus ingresos, especificó, se deben dirigir a gastos e inversiones de carácter medioambiental.

El portavoz de NC propuso un mecanismo alternativo para generar ingresos. Se refirió a la persecución de la economía sumergida en Canarias. Situada en el 28,7% del Producto Interior Bruto, hay una bolsa estimada de 11.653 millones de euros. De ellos, 7.715 millones de euros proceden del fraude fiscal y 3.937 millones de euros del fraude laboral.

Según los técnicos de la administración tributaria estatal, la recaudación adicional en el Archipiélago, si se redujese la economía sumergida en 10 puntos del PIB, sería de 1.530 millones de euros de ingresos y 516,9 millones por cuotas sociales, recordó el líder de Nueva Canarias.