Buscar
sábado, 25 de junio de 2022 01:12h.

Nueva Canarias propone eliminar la publicidad en la Televisión pública Canaria

Las 30 enmiendas a la ley de RTVC de CC y PSOE fomentan el pluralismo político, la independencia, la profesionalidad y las inversiones para el sector audiovisual  

tv_canaria_plato

Nueva Canarias (NC) propone eliminar la publicidad como fuente de ingresos de la Televisión pública Canaria (TVC) para promover el tejido empresarial canario y ayudar a las cadenas privadas locales a salir de la crisis. Esta es una de las 30 enmiendas presentadas por los diputados nacionalistas Román Rodríguez y Pedro Justo a la proposición de ley de Radio y Televisión Públicas de Canarias de CC y PSOE. Los  objetivos pretendidos por NC pasan por fomentar en pluralismo político, la profesionalidad y la captación de inversiones para potenciar el sector audiovisual en las Islas.

El portavoz parlamentario de NC, Román Rodríguez, informó que las propuestas de mejora, presentadas en forma de enmiendas parciales a la iniciativa de los grupos parlamentarios del Gobierno de CC y PSOE, buscan tres objetivos fundamentales. El primero, explicó el portavoz nacionalista, hacer “otra televisión pública sin anuncios, sin competir con la principal fuente de ingresos” de los medios privados, “como lo ha demostrado” Reino Unido, Francia y el Ejecutivo estatal de Zapatero. 

El segundo objetivo, continuó, pasa por “evitar que siga siendo un medio al servicio del Ejecutivo, con escasa pluralidad y ningún control”, según Rodríguez. El tercero, tal y como informó, impulsar el establecimiento de mecanismos para captar inversiones en el sector audiovisual canario.

Estos fines se han concretado en el registro de 16 enmiendas de adición, 11 de modificación y tres de supresión que, en opinión de Rodríguez, implican una enmienda a la totalidad, “pero no con petición de devolución sino con un texto alternativo completo de NC para crear unos medios profesionales, plurales e impulsores” del mercado mediático local.

Román Rodríguez lamentó que esta proposición de ley llegue “tarde,  casi al final” de la VIII Legislatura, “lo que nos hace sospechar” que CC y PSOE “intentarán que no se aplique” antes de que se disuelva el Legislativo por las elecciones de mayo de 2015;  “forzada” por la opinión pública y tras el “escándalo” de la actual dirección, responsabilidad del “reprobado” Guillermo García. 

La eliminación de la partición de la RTVC en el mercado de la publicidad se propone en la enmienda 26. Con esta propuesta se fija que el ente se financie con los presupuestos generales de la comunidad canaria, la comercialización y venta de sus productos y servicios, y los ingresos por acciones de patrocinio. En relación a esta tercera línea financiera, NC especifica, con la enmienda 27, los requisitos a cumplir en los programas patrocinados de radio y televisión. 

Otro conjunto destacado de enmiendas se refieren, principalmente, a las competencias, funciones y elección por el Parlamento del consejo rector. Las pretensiones de NC, según su portavoz, pasan por “erradicar la marginación que hoy sufre el órgano rector del ente”. 

Para ello, en la enmienda 17, se pide la supresión de la posibilidad de elegir la presidencia del consejo rector y del ente por mayoría absoluta  en segunda votación. Esta propuesta obliga a elegir este cargo, que sale de los cinco consejeros elegidos previamente por los grupos parlamentarios, con los votos de los tres quintos de los 60 diputados que integran el hemiciclo. 

El propósito de NC de captar inversiones para el sector audiovisual canario, entre otras, se define en las enmiendas tres y cinco. La primera de las referidas introduce el REF en el objeto del servicio público de la radio y la televisión públicas con indicaciones como que “debe ser un instrumento esencial para impulsar”  la sociedad de la información y la producción de bienes culturales y audiovisuales canarios. 

La enmienda número cinco plantea aumentar en un 20% el deber de inversión legal en la financiación de la producción europea de largometrajes, cortometrajes, películas, documentales y productos de animación así como apoyar la localización de producciones internacionales en las islas, inclusive con una participación directa minoritaria en los proyectos  siempre junto con otros inversores canarios. Además de  favorecer la producción por empresas locales siempre que sea posible por alcanzar óptimas condiciones técnicas y de calidad y sin forzar las reglas de competencia establecidas.