Buscar
17:33h. viernes, 22 de octubre de 2021

apuestan por resolver la congestión del tráfico en el Puerto de Los Cristianos

Nueva Canarias rechaza por unanimidad el puerto de Fonsalía

Promoverán en todos los ámbitos, incluido el Gobierno canario, soluciones a la crisis de movilidad del Puerto de Los Cristianos antes que construir el Puerto de Fonsalía.
11 septiembre 2021. Ejecutivo nacional Fonsalía 2

La Ejecutiva Nacional de Nueva Canarias (NC) hoy por unanimidad, con “rotundidad y claridad”, ha dicho que “no al macroproyecto insostenible y desproporcionado del puerto de Fonsalía, sí a resolver la congestión del tráfico del puerto de Los Cristianos y a la crisis de movilidad de esta comarca de Tenerife” sobre la base de la reprogramación de las actuales infraestructuras portuarias de la localidad costera de Arona. En especial, la mejora del tráfico terrestre entre el puerto de Los Cristianos y la autopista TF-1, como apuntan todos los expertos y usuarios. Combinada esta propuesta con las instalaciones portuarias de Granadilla, si fueran precisas.

La dirección de Nueva Canarias adoptó una resolución, en base a un amplio informe elevado y presentado por NC de Tenerife, según el presidente nacional, Román Rodríguez, con el que se concluyeron dos planteamientos. Se refería a que “tenemos un colapso de tráfico terrestre en Los Cristianos, agravado y sin tomar medidas en la última década, que hay que resolver de forma rápida. Decimos también, de forma categórica, no a Fonsalía por insostenible, desproporcionado, caro y lejano en el tiempo”.

El líder de NC anunció que la organización impulsará en todos los ámbitos, incluido el Gobierno de Canarias y en sus responsabilidades como vicepresidente y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos; “soluciones a la crisis de movilidad en esa comarca de Tenerife”.

El Coordinador de NC de Tenerife, Valentín Correa, dijo que la insular “se ha hecho eco del profundo malestar” existente en la isla. El “macroproyecto” del puerto de Fonsalía, advirtió, “no responde a las demandas de la sociedad tinerfeña y supone una gran afección” desde el punto de vista medioambiental y para la fauna marina, protegidas. El futuro de este territorio y de Canarias, añadió, “no pasa por la continuidad del desarrollismo exagerado” con una propuesta portuaria, cuyo 80% está dedicado a los barcos de recreo y a la actividad comercial.

Para la integrante de la dirección insular tinerfeña, Carmen Nieves Gáspar, “necesitamos una solución a Los Cristianos pero no pasa por Fonsalía”. Desde su experiencia anterior como alcaldesa de Granadilla, momento en que defendió en solitario el rechazo a esta infraestructura, Gáspar dijo que “Granadilla fue el puerto de las mentiras igual que Fonsalía es el puerto de las mentiras” y una “aberración”. Para esta dirigente “no podemos seguir destruyendo nuestra isla y Canarias, dar auténticos pelotazos para enriquecer a unos pocos y en contra de la mayoría social”. 

Rodríguez, Correa y Gáspar recalcaron que la solución y el interés general pasa por la reprogramación de las infraestructuras existentes, con prioridad el problema del tráfico terrestre de Los Cristianos y con el complemento de las instalaciones infrautilizadas de Granadilla, si fuera necesario.

Otros asuntos

La Ejecutiva del Partido también repasó, explicó Román Rodríguez, la “preocupante” situación de los crecientes flujos migratorios vía marítima procedentes de África. El Estado y la Unión Europea (UE), demandó, tienen que tomar “conciencia” de que Canarias es frontera sur y de que se precisan políticas públicas desde ambos estamentos institucionales. “No bajaremos la guardia”, avisó, porque “no es justo” que el Archipiélago se haga cargo “en solitario del proyecto de vida” de los menores no acompañados. En la actualidad, unos 2.500 jóvenes.

El Ejecutivo canario, prosiguió, hace un esfuerzo “extraordinario” pero las derivaciones al resto del territorio estatal, próximamente unos 200, “no pueden ser voluntarias”. Román Rodríguez exigió al Gobierno del PSOE y Unidas Podemos una ley estatal para distribuir a los menores conforme al peso demográfico, social y de oportunidad de cada comunidad del Estado. 

Tras recordar que NC celebrará el V Congreso a finales del próximo mes de febrero y que se trabaja en la elaboración de las ponencias de estatutos y la política, la realización de una convención en la isla tinerfeña y diversos seminarios sobre temas estratégicos participados por expertos, confirmó que NC se sentará a negociar con el gabinete de Sánchez los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022.

Dijo que el compromiso adquirido, el pasado mes de julio, por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, con NC para restituir el diferencial fiscal del sector audiovisual de las islas un 80% superior al vigente para el resto del Estado va “bien”. Era una condición previa y, “cuando nos llamen, nos sentaremos”, confirmó Rodríguez.

Nueva Canarias estará representada por su diputado en el Congreso Pedro Quevedo y por el viceconsejero canario de Hacienda. Fermín Delgado. Acudirán a la mesa de negociación con voluntad de “dialogar y de acordar pero siendo exigentes”, precisó el presidente de NC.

Desde Nueva Canarias exigirán que todos los programas del Régimen Económico y Fiscal (REF) sean dotados económicamente, el cumplimiento del artículo 95 y 96 del REF para estar por encima de la inversión media estatal en las infraestructuras de interés general, el acuerdo para seguir transfiriendo los recursos de la sentencia de carreteras, 200 millones de euros en 2022 y otro tanto, y último, en 2023. Además de repartir entre los territorios el fondo estatal de 3.900 millones de euros por la pérdida de financiación en base a la población ajustada, como mínimo.

Sobre los presupuestos canarios para el próximo año, el consejero de Hacienda informó a la Ejecutiva Nacional que el gasto no financiero rondará los 9.000 millones de euros, un 5% o 5,5% más que en 2021. Este incremento se destinará a consolidar los servicios básicos con un “esfuerzo adicional” en la protección social y, en especial, en la lucha contra la pobreza y la exclusión social.

El mantenimiento de las políticas sectoriales de carácter económico y un despliegue importante de inversiones con recursos propios y de la Unión Europea, como mínimo unos 570 millones de euros de la Unión, fueron otros objetivos destacados por el vicepresidente del Ejecutivo canario.