Buscar
06:54h. domingo, 09 de agosto de 2020

Nueva Canarias solicita al alcalde que se solidarice con los familiares de los fusilados de San Lorenzo

Pedro Quevedo se muestra partidario de autorizar la exhumación de la fosa común como demanda la plataforma de familiares

Nueva Canarias (NC) en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria le ha solicitado alcalde, Juan José Cardona, que se solidarice con los familiares de los fusilados de San Lorenzo. El portavoz municipal nacionalista, Pedro Quevedo, ha solicitado a Cardona que atienda la demanda de la Plataforma de los Fusilados de San Lorenzo para permitir la exhumación de la fosa común, donde están enterradas más de 60 personas asesinadas tras el golpe de 1936 por motivos exclusivamente políticos.

Desde NC, según Quevedo, “no entendemos el rechazo” del alcalde del PP que manifestó tras la reunión mantenida con varios miembros de la plataforma, para abrir la fosa y permitir que los familiares “puedan aclarar” las circunstancias en las que fallecieron sus antepasados.

El portavoz nacionalista denunció las reticencias de este grupo de gobierno para “reconocer y hacer justicia a las personas que dieron su vida por defender unos ideales democráticos”. Estas reticencias “las encontramos, por ejemplo, en el retraso injustificado” en poner las placas de las calles, que en el pasado mandato se aprobaron como homenaje a estos fusilados, en el Distrito Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, según Quevedo. NC recordó que, tras la presión vecinal, fueron colocadas las placas pero “sin avisar a los vecinos y sin un acto solemne de reconocimiento”, tal  y como ha denunciado la propia plataforma.

“Por eso entendemos que esta nueva negativa no viene sino a ratificar que el PP no cree en la memoria histórica y se niega a reconocer que, en esta ciudad, hubo represaliados que fueron asesinados por el hecho de defender el orden constitucional y sus ideas de forma democrática”, recalcó el portavoz municipal de NC.

En opinión de Pedro Quevedo, “no se trata de abrir viejas heridas, más bien al contrario, de cerrarlas, de permitir que se haga justicia y, sobre todo, que esta ciudad le haga el reconocimiento que merecen estas personas, protagonistas de primer nivel de la historia reciente de nuestra ciudad”.