Buscar
lunes, 27 de junio de 2022 04:17h.

“Los palmeros y palmeras agradecen con sinceridad los homenajes, pero lo que quieren son certezas”

Oramas logra el impulso de un plan estatal que garantice la recuperación de La Palma

La portavoz nacionalista blinda en una PNL medidas específicas para la reactivación económica de la Isla hasta que la recuperación sea total
ana-oramas-cc

La portavoz de Coalición Canaria-PNC en el Congreso de los Diputados, Ana Oramas, logró la aprobación de la proposición no de ley para la puesta en marcha de un plan de recuperación económica de La Palma. Seis meses después de la erupción volcánica de Cumbre Vieja, la portavoz nacionalista consiguió concitar el apoyo de la mayoría de la Cámara Baja en torno a un plan que deberá liderar por el Estado para la reactivación económica de la Isla hasta que la recuperación sea total. 

El citado plan concitará medidas en torno a “garantizar las ayudas del tejido productivo hasta que la recuperación económica sea una realidad; a préstamos preferenciales para afrontar gastos de infraestructuras necesarios para recuperar la actividad o para reconvertir las empresas o a incluir las empresas palmeras como preferentes en todas las actuaciones de apoyo empresarial o económico que se pongan en marcha por el Gobierno del Estado”

En su intervención Oramas agradeció el apoyo de los grupos parlamentarios, entre ellos de los que conforman la coalición de Gobierno, tras consensuar una enmienda a una iniciativa que calificó de “vital y de justicia” para la Isla. Una iniciativa que responde a la “erupción que el 19 de septiembre de 2021 se llevó por delante las propiedades de miles de palmeros, sus negocios y explotaciones agrícolas y ganaderas y que -agregó- fue un duro golpe para los sectores económicos de los que vive La Palma; la agricultura, la ganadería, la pesca y el turismo”.

Asimismo, la diputada recordó que la lava “destruyó la zona industrial más grande del Valle de Aridane y que durante meses los comercios de la zona afectada y los de toda la Isla, sufrieron las consecuencias de la falta de consumidores, tanto turistas como locales, y en muchos casos la propia destrucción del negocio”.

Ana Oramas también hizo hincapié en el daño que la erupción volcánica hizo en el sector agrario, concretamente, en “la zona agraria más rentable de La Palma y una de las más rentables de Canarias”. En este contexto, señaló que “las hectáreas afectadas supera las 370, principalmente de plátano, con más de 228 hectáreas; viña, con alrededor de 68 y aguacate con más de 27 hectáreas” a lo que añadió el daño registrado en cultivos de próteas y de productos de consumo interior.

Pero también se refirió a la situación de un sector ganadero que ha visto como “muchas de sus explotaciones desaparecían por completo y cómo dos decenas de ganaderos y ganaderas tuvieron que evacuar a sus animales como pudieron y que ahora quieren recuperar cuanto antes su actividad económica”. Precisamente en este contexto Oramas hizo hincapié en la situación de vulnerabilidad en la que están todos los ganaderos y ganaderas en Canarias y España por el incremento de los costes y señaló que “en el caso de La Palma la situación es ya insostenible para ellos”.

La portavoz de los nacionalistas canarios se refirió a los 110 millones de euros en los que el Comisario de Agricultura cifró la recuperación de infraestructuras de cultivos de la zona afectada. Una cifra que se contrapone a los 20 consignados por el ministerio de Agricultura y que Oramas calificó de “absolutamente insuficiente”, como lo son las ayudas que “han empezado a llegar del PSOEI y por pérdida de renta”, insistió.

Asimismo, señaló a las ayudas que ha ido percibiendo el sector pesquero que precisa un paso más, “un plan de recuperación para este subsector que dé estabilidad a los pescadores a medio y largo plazo”.

De la misma forma, la diputada señaló a “la destrucción de buena parte de la economía turística”. En este sentido, reconoció la puesta en marcha del Plan La Palma Renace que contempla entre otras medidas un bono para recuperar turistas, campañas promocionales y una línea de apoyo a la conectividad. Sin embargo, precisó “no se ha visto cantidad alguna para la recuperación de los alojamientos perdidos, afectado por la emisión de gases, sin que se sepa cuándo terminará esa situación”.

Ana Oramas destacó que de las 14.000 camas turísticas de la Isla, aproximadamente 4000, un tercio del total, están inutilizadas, algo que apuntó “es inasumible para la economía local”.

En cuanto a la industria apuntó a la desaparición de la zona industrial del Callejón de La Gata en el Valle de Aridane y a las dificultades de un sector industria debido, por un lado, a la pequeña escala de población y, por otro, a los altos costes del transporte, encarecidos por el precio del petróleo y la guerra. La portavoz de CC reconoció que la planificación y puesta en marcha de una zona industrial con las mismas características no podría desarrollarse en un plazo menor a 10 años.

De la misma forma, se refirió al impacto de la erupción volcánica en el comercio, “no solo por la pérdida de negocios sepultados por la lava, sino también por la falta de accesos”. Una parálisis económica que continua “en las zonas de exclusión que aún a día de hoy tienen prohibido el acceso por la detección de gases en la costa”.

Ana Oramas hizo una radiografía de la coyuntura económica de una Isla que “primero ha pasado la pandemia, luego el volcán y que ahora mismo se encuentra con falta de turistas y con los problemas económicos de la población local”. Al respecto, insistió en que “la afección es, por tanto, enorme, y alcanza a todos los sectores económicos y a todos los municipios, no solo a los de El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte”.

En este contexto, enfatizó en que la economía de la Isla está sustentada “en casi un 95 % en autónomos y micropymes, que conforman la inmensa mayoría del tejido productivo” y que precisan de medidas específicas para impulsar su recuperación como las recogidas en la proposición no de ley aprobada hoy en el Congreso a instancia de los nacionalistas canarios y que incidirán no solo en la recuperación económica sino que “evitarán los episodios de emigración masiva que ha vivido la Isla históricamente tras las erupciones volcánicas”.

La diputada anunció que hoy se da un paso para blindar la recuperación económica de una Isla que ha sufrido unas consecuencias devastadoras. Al respecto, apuntó “me han oído hablar de La Palma y de los palmeros en este Congreso cada vez que he tenido oportunidad. Y seguiré hablando, reclamando, luchando aquí, por todos y cada uno de ellos”.

Asimismo, se refirió al homenaje al pueblo palmero que realizó el Gobierno de España, en un acto al que acudieron los Reyes, “por la forma en que afrontaron una catástrofe, cuyas dimensiones todavía se están evaluando” y sostuvo que “el pueblo canario se siente orgulloso de esta Isla, que se creció ante la tragedia y que nos dio a todos un ejemplo de solidaridad y apoyo mutuo. Pero los palmeros y palmeras, que agradecen con sinceridad los homenajes, también quieren certezas”, enfatizó.

La portavoz nacionalista hizo un llamamiento en el Congreso a “no olvidar a La Palma” haciendo gala del mensaje que trasladan los palmeros y palmeras cada vez que alguna autoridad visita la Isla. Al respecto, señaló “yo seguiré gritando con ellos para que no se les olvide. Para que todas las promesas que se les hicieron mientras la imagen del volcán copó todos los medios de comunicación se cumplan, para que el Gobierno de España, que se comprometió con ellos, cumpla”, finalizó.