Buscar
miércoles, 29 de junio de 2022 02:48h.

El PP pide a Sanidad eliminar las barreras que impiden a las personas con discapacidad acceder a los servicios en condiciones de igualdad

 El portavoz popular en materia de Discapacidad, Carlos Ester, considera que aún queda mucho por hacer “no solo para acabar con las barreras físicas, sino con otras muchas que son cuestión, sobre todo, de voluntad política y actitud” 
CarlosEster

El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Ester, denunció que las políticas del Gobierno de Canarias en materia de Discapacidad “hacen aguas” y exigió que se eliminen las barreras que “impiden a las personas con discapacidad acceder a los distintos servicios que se prestan en los centros sanitarios en las mismas condiciones que el resto de usuarios”.

Ester, que realizó estas manifestaciones tras la intervención del consejero de Sanidad en la comisión parlamentaria de Discapacidad para informar de las acciones está llevando a cabo ese departamento en relación a las políticas dirigidas a este colectivo, consideró que “aún queda mucho por hacer no solo para acabar con las barreras físicas, sino con otras muchas que son cuestión, sobre todo, de voluntad política y actitud”

En este sentido, el diputado popular señaló medidas como, por ejemplo, poner a estas personas citas con horarios más flexibles en su atención, mejorar las conexiones para aquellas personas que viven en lugares periféricos o los costos más reducidos en determinados servicios que tienen que prestarse “sí o sí en personas con discapacidad”.

“Lo fácil que es poner un empaste a una persona cualquiera, y lo difícil que es para una persona con discapacidad intelectual, por ejemplo, ya que requieren una sedación, y esta sedación no la cubre el Servicio Canario de la Salud, y por lo tanto deben abonarlas las familias que, muchas veces no tiene presupuesto para ello, por lo que al final optan por extraer completamente la pieza bucal aunque no sea necesario porque este servicio sí lo costea la sanidad pública”, explicó Ester.

Así mismo, recordó al consejero que también existen barreras físicas, no solo por la lejanía a la que pueden estar ubicados los centros sanitarios, o en el caso de alguna instalación donde las sillas de ruedas no tienen cabida. Además, barreras en la comunicación para las personas con dificultades auditivas o recetas con formatos no accesibles para personas invidentes y barreras económicas, ya que son muchas las personas que, además de padecer algún tipo de discapacidad, también tienen dificultades económicas.

Por eso, apuntó que “es fundamental la inclusión de las necesidades específicas de las personas con discapacidad” e insistió que “debe ser básica para hacer realidad una cobertura de sanidad universal y no traiga consigo ninguna desigualdad”. “Esto es importante para lograr una mejora en la protección en las emergencias sanitarias, ya que han sido también los más débiles durante la pandemia del COVID”, finalizó.