Buscar
04:46h. Viernes, 13 de diciembre de 2019

ESTACIÓN DESALADORA DE VALLE GUERRA

El PSOE pide al Estado que declare la obra de interés general y su inclusión en el convenio de obras hidráulicas

Piden la declaración como obra de interés general del Estado de la estación desaladora de agua de mar de Valle Guerra, en San Cristóbal de La Laguna.

El Grupo Parlamentario Socialista pide la declaración como obra de interés general del Estado de la estación desaladora de agua de mar de Valle Guerra, en San Cristóbal de La Laguna, y su posterior inclusión en el convenio de obras hidráulicas suscrito entre Canarias y el Gobierno de España.

La portavoz socialista en la Cámara, Dolores Corujo, se reunió esta semana con el consejero delegado de Aguas del Cabildo de Tenerife y secretario de Recursos Hídricos de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE, Manuel Martínez, y con la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna y primera teniente de alcalde, Mónica Martín.

Durante el encuentro, Mónica Martín emplazó a Corujo a elevar la petición a la Cámara y trasladó a la parlamentaria la importancia de esta infraestructura para el municipio, asunto sobre el que el Grupo Municipal Socialista ha estado trabajado durante años, consciente de que se trata de un servicio fundamental para toda la zona y cuya demanda está más que justificada.

Los representantes del PSOE de las tres instituciones coincidieron en que es “una necesidad a corto y medio plazo disponer de ese nuevo recurso para La Laguna y El Rosario”. Corujo se comprometió a trasladar a la Cámara autonómica esta demanda, con el fin de sacar adelante el proyecto y evitar nuevos problemas de calidad en el agua de abasto urbano, de manera que el municipio pueda ser independiente en cuanto a la compra de agua. La portavoz señala que la desaladora no solo evitará la compra de aguas a terceros, sino que inyectará un caudal constante, en cantidad y calidad, dentro de la red de abastecimiento, lo que se traduce en un mejor servicio.

Indica que en 2009, el Cabildo de Tenerife redactó un proyecto en el que se cifraba en casi 15 millones de euros el coste de las instalaciones de la desaladora, que se ubicaría en la zona de desembocadura del Barranco del Espinal, entre Tejina y Valle de Guerra, en una finca privada. En ese proyecto se valoraban las obras para la ejecución de una estación, así como las expropiaciones necesarias, para una instalación de dos líneas de producción de 2.500 metros cúbicos al día, 5.000 metros cúbicos en una primera etapa siendo ampliable otros 5.000 en el futuro.

Añade que en 2012, las necesidades en la zona no eran tan urgentes, de tal  manera que la infraestructura hidráulica resultaba innecesaria dado el consumo de agua en el municipio. La aprobación definitiva del Plan Hidrológico Insular de Tenerife en 2015 recogía la estación desaladora del noreste, dentro de las zonas de futura captación de agua para abastecimiento de nivel uno, junto con las de Granadilla de Abona, Fonsalía y Güímar.

Los estudios previos valoraron en unos 15 millones de euros la instalaciones de la EDAM y en torno a 9 millones de euros las conducciones necesarias para conectar la instalación a la actual red de abastecimiento, por lo que hablamos de un sistema hidráulico conjunto con un coste aproximado de 24 millones de euros.