Buscar
11:50h. domingo, 24 de octubre de 2021

Rincones del Atlántico prepara una Mesa redonda en el Ateneo de La Laguna

"Ideas y propuestas para un futuro mejor" es el lema de la Mesa redonda para hablar sobre Rincones del Atlántico en el Ateneo de La Laguna (Plaza de la Catedral, 3) el miércoles 17 a las 20:00 h.

Rincones_Ateneo2_media

Se ha publicado recientemente el tomo II de “Arquitectura y Paisaje”, monográfico dedicado a la arquitectura tradicional de nuestras islas y editado por Rincones del Atlántico
El primer número de Rincones del Atlántico vio la luz en diciembre de 2003, ya hace más de 10 años. Se puede decir que Rincones surge por sí misma, como una necesidad, un S.O.S. Como una reacción originada por la desolación y la indignación de asistir a la destrucción de nuestro bien común más preciado y del que depende el presente y el futuro de nuestros hijos y nietos: el paisaje y el territorio de las islas.

Rincones del Atlántico, nace con el propósito de transmitir, de una manera divulgativa, amena, didáctica, con rigor y calidad, la belleza de nuestro paisaje y la enorme importancia que tiene su conservación. Como una herramienta que contribuya a difundir el conocimiento, la valorización y la protección del paisaje y del patrimonio natural y cultural de las islas.

Conocer para amar y amar para proteger y conservar. Cogemos en Rincones del Atlántico el testigo de otras publicaciones que admiramos y que nos precedieron, como “La Revista de Canarias”, publicada en la segunda mitad del siglo XIX por Elías Zerolo y en la que colaboraron: Sabino Berthelot, Nicolás y Patricio Estévanez, Víctor Pérez, Juan Bethencourt Alfonso, Domingo Bello y Espinosa, etc, y tantos otros para quienes reclamamos un necesario y merecido homenaje y que decía en su primer número, editado ahora hace más de 135 años: “Queremos que en los límites indicados pueda ser la expresión de nuestro país, de lo que éste es en la actualidad y de lo que puede ser. [...] nos dirigimos a nuestros paisanos y solicitamos sin excepciones, su cooperación y su ayuda [...] De no tener la seguridad de ese apoyo no hubiéramos intentado nuestra empresa”.

Nuestra voluntad ha sido, desde el primer número, la de ofrecer ideas y plantar semillas para contribuir a la preservación de nuestro paisaje y patrimonio (y colaborar desde este rincón del atlántico a la buena salud de nuestro planeta), para caminar juntos hacia una sociedad más justa y en equilibrio con la naturaleza que proporcione una vida digna a quienes ahora vivimos aquí y a las generaciones futuras. En el número dos publicamos una encuesta a los operadores de agricultura ecológica en la que se hacían propuestas para el impulso del sector y de la soberanía alimentaria de las islas.

En el número 3 sobre sostenibilidad y política energética, en el número 4 publicamos un artículo-propuesta titulado “La arquitectura tradicional en el medio rural”, que fue el germen de estos tres números monográficos sobre arquitectura tradicional. Fue un trabajo colectivo en el que participó un pequeño grupo de personas conocedoras del tema y en el que se publicó un amplio número de propuestas para la conservación del patrimonio arquitectónico  y la dinamización del medio rural.

En el número doble 6/7 publicamos el artículo “Marco para una nueva política de movilidad e las islas Canarias” con diversas propuestas para un sistema de transporte sostenible en las islas. Además de varios artículos-propuesta sobre el sector primario: Mercado local, soberanía alimentaria, agroecología, patrimonio,  y donde también algunos agricultores y agricultoras ecológicos nos hablan de su propia experiencia.

Por ello, y en esta época que nos ha tocado vivir y en la que urgen cambios, en la que la sociedad está despertando y madurando y somos cada vez más conciente de la necesidad de los mismos, nos parece una buena ocasión la salida del próximo número de Rincones del Atlántico, el tomo III de “Arquitectura y Paisaje” volumen final de este trabajo monográfico sobre arquitectura tradicional, para publicar, al final del mismo, una serie de propuestas que consideramos importantes para caminar juntos hacia un futuro mejor.

El paisaje constituye uno de los valores más importantes de la relación de los individuos y las sociedades con su entorno y que contribuye, cuando las cosas se hacen de manera correcta y respetuosa, para mejorar el bienestar, la autoestima, la identidad y la calidad de vida de los ciudadanos. Es un derecho vivir en un entorno digno, saludable, bello, en equilibrio con la naturaleza y un deber de todos los ciudadanos y de las administraciones hacer lo necesario para mantenerlo así.

Es además un recurso económico que no cuesta nada y además ya está ahí y es una fuente de empleo en el que determinadas actividades: turísticas, recreativas y de ocio se desarrollan, además del que genera su mantenimiento y cuidado. Y por supuesto, junto a la actividad agrícola, que cuando es diversificada y se adapta a las características de cada territorio (y no es intensiva o en invernaderos), participa de manera relevante en su puesta en valor. 

Es esencial conocer y fomentar la importancia que tiene la preservación del paisaje, del patrimonio natural y cultural. Sensibilizar a los estudiantes y a la sociedad en general de la necesidad de proteger los valores paisajísticos y tomar conciencia de la incidencia de la acción humana en el medio natural. Apostar por la calidad del paisaje es apostar por la calidad de vida de la población que habita esos territorios. 

Les invitamos a venir el próximo miércoles a esta mesa redonda para conocer y para ayudarnos a enriquecer y a mejorar estas ideas y propuestas.