Buscar
miércoles, 29 de junio de 2022 05:27h.

Román Rodríguez sobre la Inflación advierte de que las medidas en las Islas "solo pueden ser paliativas"

El vicepresidente y consejero de Hacienda, Román Rodríguez, dice que la solución está en actuar en la raíz, por ejemplo, con un impuesto especial a las eléctricas. La apuesta por rebajas fiscales selectivas y ayudas a sectores vulnerables frente a la inflación en Canarias son, según Rodríguez "un parche que no podrá aguantar mucho".
ee32d9a0-a52a-4276-9c85-c26a3006e7a1

El vicepresidente canario y consejero de Hacienda, Presupuestos y Asuntos Europeos, Román Rodríguez, advierte de que, frente a la crisis desatada por la drástica subida de la inflación, “el Gobierno de Canarias está haciendo lo que responsablemente se puede hacer”, esto es, “rebajas fiscales selectivas y medidas de apoyo a los sectores y personas más vulnerables, aun reconociendo que “su impacto es limitado”.

Rodríguez, que abordó este asunto en la Comisión de Presupuestos y Hacienda del Gobierno de Canarias, argumentó que “la inflación no se resuelve con la demagogia de bajadas fiscales generalizadas, que no respaldan el Banco de España ni la OCDE, ni a golpe de boletines oficiales. Esto no significa que no se apliquen medidas paliativas, sino que la solución a escala internacional, porque estamos ante un problema global severo, pasa por actuar en la raíz; arriba, donde se generó, y no abajo, donde se padece”.

En su exposición, sostuvo que el mercado global “está trucado por las compañías eléctricas y empresas transnacionales, que han ganado y están ganando miles de millones sin mover un dedo. ¿Cómo es posible que hace un año el megavatio/hora costaba 45 euros, fue subiendo hasta 540 y, desde que se anunciaron medidas contra ese abuso, bajaron a la mitad, que sigue sin estar justificada?”.

Frente a esa situación, “hay que actuar en el ámbito estatal e internacional, por ejemplo, con un impuesto especial a las eléctricas y que se desacople el gas del precio de la factura, no con ocurrencias populistas profundamente irresponsables e insensatas”. En ese sentido, el Consejo Europeo de la semana pasada “se cerró por debajo de las expectativas”.

En consecuencia, el vicepresidente subrayó que una parte del proceso inflacionista no solo se debe a la invasión rusa de Ucrania, sino que ya se había iniciado como efecto de la pandemia del Covid 19. “La escalada ya había empezado por factores como la evolución de las materias primas, rupturas en la cadena de producción y el precio de los fletes”, zanjó.

Rodríguez justificó, así, que el Gobierno de Canarias apueste, en línea con organismos económicos y monetarios internacionales, por medidas fiscales temporales y ayudas selectivas. “Durante la pandemia, bajamos a tipo cero el IGIC de material sanitario, en La Palma se han rebajado bastantes impuestos hasta prácticamente eliminarlos y la semana pasada elevamos la devolución del impuesto especial sobre combustibles a los profesionales (transportistas, agricultores y ganaderos), que ya era la mitad del aplicado en el resto del Estado, al 99,9% con efecto retroactivo al 1 de marzo y, en principio, hasta el 31 de julio”.

Financiación autonómica y migraciones

En la misma Comisión de Presupuestos y Hacienda, también se trató la pretendida reforma del Sistema de Financiación Autonómica, sobre la que Román Rodríguez abundó en dejar al margen el Régimen Económico y Fiscal (REF) y que la insularidad, como mínimo, habría de mantener el peso actual y aumentar el de la pobreza, dada su incidencia en los sistemas sanitario y educativo, planteamiento en el que agradeció la sintonía con los partidos de la oposición.

Por otro lado, la Comisión de Asuntos Europeos y Acción Exterior del Parlamento abordó, entre otros asuntos, el Pacto de Migración y Asilo de la UE, respecto al cual el vicepresidente enfatizó que “tanto la Europa comunitaria como el Estado han de plantear una verdadera política migratoria operativa más allá de las buenas palabras, cambiando leyes para que la solidaridad en la acogida a menores sea obligatoria. No es razonable que se dé respuesta según el color de la piel. Me parece bien lo que se está haciendo con los ucranianos, pero igual debería ser con los africanos”.