Buscar
17:14h. lunes, 28 de septiembre de 2020

CONSIDERA NEGATIVO PARA LOS INTERESES DE LA ENTIDAD LA INTEGRACIÓN CON CAJAMAR

Socios de Caja Rural de Canarias pide el voto para rechazar la unión con Cajamar

Un colectivo de socios de Caja Rural de Canarias, representado por el consejero Pedro del Rio y Bravo de Laguna, considera negativo para los intereses de la entidad la integración con Cajamar, por lo que solicita a los socios que "reflexionen sobre la posibilidad que tenemos en nuestras manos para intervenir y cambiar el curso de las cosas, por el bien de todos los canarios".

En un comunicado, explican que ese es el objetivo con el que han creado una plataforma, para "realizar un llamamiento a todos los socios para que voten en contra de este despropósito", según afirma el colectivo, ya que la decisión de la integración con Cajamar, "adoptada por una mayoría pírrica de la mitad más uno del Consejo Rector en contra de los informes de todos los expertos, no responde a los intereses generales de la entidad".

El colectivo que lidera Pedro del Río y Bravo de Laguna señala que "nunca se ha buscado la mejor alternativa de futuro para sus socios, clientes o empleados, tan sólo el beneficio propio de unos pocos que, olvidando sus obligaciones, han negociado pensando únicamente en el mantenimiento y promoción de sus cargos y puestos, tal y como ha sido publicado por la prensa".

Esta plataforma de socios considera que "la alternativa a que Caja Rural de Canarias se disuelva como un azucarillo dentro de Cajamar, es crear una nueva entidad a través de la integración de las dos Cajas Rurales canarias en una nueva cooperativa de crédito denominada 'de segundo grado'. Una nueva entidad canaria que apoye fundamental y básicamente a la sociedad canaria y que invierta en proyectos canarios. Una nueva entidad fuerte que, bajo el amparo del Grupo Caja Rural, uno de los más solventes del sistema financiero español, tendrá la capacidad de crecer, crear empleo y generar riqueza en nuestra tierra en un futuro no muy lejano".

Este colectivo de socios que rechaza la integración con Cajamar indica que, "una vez más corremos el riesgo de que las decisiones de nuestras islas se tomen desde la Península. Por eso, advierten que en la asamblea general extraordinaria prevista para el próximo 22 de diciembre se votará la propuesta del Consejo Rector de la Entidad, acerca de su integración en el Grupo Cooperativo Cajamar. En caso de ser aprobada esta propuesta, todas las decisiones sobre los socios de Caja Rural de Canarias, sobre sus clientes y sobre sus empleados, se tomarán desde la Península. Más concretamente, desde Almería, que es donde Cajamar tiene su sede social y operativa".

ENTIDAD CANARIA PERDIDA

"De ese modo", agrega el grupo de socios, "habremos perdido una nueva entidad financiera canaria que sería ya la tercera en los últimos meses, y la quinta en los últimos años. Este hecho no haría sino dificultar a la sociedad canaria el ya complicado acceso a la financiación, tan necesario y difícil de obtener para todos en los tiempos que corren, y en el que el conocimiento local y la cercanía ayudan, y mucho".

En este sentido, la plataforma que encabeza el consejero Pedro del Río y Bravo de Laguna subraya que , "esta oportunidad de crecimiento que se plantea es muy cuestionable, ya que sólo beneficia al Grupo Cooperativo Cajamar y no a Caja Rural de Canarias, por razones muy obvias y que la propia trayectoria de Cajamar ha demostrado. Cajamar tiene un tamaño 30 veces superior a Caja Rural de Canarias, y todos sabemos lo que ha ocurrido con las dos cajas de ahorro locales integradas con otros grupos de la Península: centralización de la estructura operativa fuera de la islas, pérdida de los centros decisorios, cierre de oficinas y despidos masivos ocultos bajo el disfraz de traslados a la Península".

Matiza que, a la Asamblea General del día 22 de diciembre, sólo van a acudir aquellos delegados que previamente hayan sido elegidos en las Juntas Preparatorias por el resto de los socios para representarles. "Por eso necesitamos el apoyo del mayor número posible de socios, para que acudan a sus respectivas Juntas y voten como delegados para la Asamblea General Extraordinaria a aquellas personas que garanticen su posición en contra de la integración de Caja Rural de Canarias en el Grupo Cooperativo Cajamar", puntualiza.

La plataforma de socios que rechaza la integración con Cajamar subraya que, si los socios no pueden acudir a su Junta, no deleguen su voto entregándolo en blanco en las oficinas de Caja Rural de Canarias, puesto que "no tenemos ninguna garantía del uso que se pueda hacer de estos votos". Por ello pide que, si los socios ya han entregado su voto y no han recibido información del uso que van a hacer del mismo, acudan a sus Juntas y voten igualmente, porque con su presencia anulará esa delegación.

En este sentido, este grupo de socios recuerda las actuaciones de altos directivos de la Entidad, como las denunciadas por el actual Presidente del Comité de Empresa de Las Palmas en la Asamblea General Ordinaria que tuvo lugar en Junio de este mismo año.

Finalmente, la plataforma entiende que con una entidad canaria, "ganamos todos los canarios".