Buscar
01:51h. domingo, 17 de enero de 2021

Solicitan que el Gobierno de Canarias otorgue el Premio Canarias de Literatura a la escritora hermigüense, Isabel Medina.

La propuesta nace en la red social Facebook y está impulsada por el también poeta y escritor, Miguel Ángel Galindo. Su primer libro aparece en 1982. Se trata del poemario Gánigo de ausencia. No obstante, es en la literatura infantil y juvenil donde esta autora ha realizado su más extensa aportación a la literatura canaria. 

La escritora hermigüense, Isabel Medina, quien ya ha sido reconocida por su labor destacada en el mundo de las letras en su municipio natal, con la concesión de una calle que llevará su nombre y que se verá reflejada en el nuevo callejero municipal. Un viario local actualizado y que recoge nuevos nombres de calles, caminos y plazas, con los que el equipo de Gobierno CCN-CC, ha querido reconocer la labor de diferentes personas que han destacado en sus diversas facetas en el devenir del municipio, entre las que se encuentra la que lleva el nombre de la escritora local.

Pero es en la Red Social Facebook donde, y a iniciativa del poeta Miguel Ángel Galindo, el nombre de Isabel Medina suma cada día más apoyos para que el Gobierno de Canarias le otorgue el “Premio Canarias de Literatura”. Una petición que está debidamente fundamentada por el gran valor y significado de su obra.

Quién es

Isabel Medina nació en el pueblo de Hermigua (La Gomera) en 1943, aunque a los tres años su familia se trasladó a Güímar, en el sur de la Isla de Tenerife, donde transcurrió su infancia y adolescencia. Entró a trabajar como locutora de radio con apenas dieciséis años y culminó sus estudios de Magisterio, incorporándose a la enseñanza pública poco después, oficio que la llevó a fijar su residencia en Granadilla de Abona (Tenerife). 

Su primer libro aparece en 1982 y se trata del poemario Gánigo de ausencia, prologado por el también poeta gomero Félix Casanova de Ayala. No obstante, es en la literatura infantil y juvenil donde Isabel Medina ha realizado su más extensa aportación a la literatura canaria, imponiéndose como la autora más leída y prolífica de nuestras letras desde que publicara en 1983 Cuentos canarios para niños, obra que será ampliada en las sucesivas ediciones de 1991 y 1994. 

El potente conjunto de títulos dedicados a los lectores más jóvenes está compuesto por cuentos, novelas, teatro y poesía. Paralelamente a esta producción Isabel Medina ha cultivado una literatura para adultos que comprende la poesía, y en la última etapa de su trayectoria, la novela. A Gánigo de ausencia (1982) le siguieron los poemarios Chácaras de silencio (1986), Tara (1995) y Las sandalias de la luna (2009). En 1991 publicó una antología recitada por ella misma: Isabel Medina en su propia voz. 

En 2003 apareció su primera novela para adultos, la historia íntima y emocionante de La hija de abril, publicada en Algaida (Grupo Anaya), tras la cual aparecieron La libertad y tú (2008), basada en hechos reales acontecidos durante la represión franquista en Canarias, y Los cuadernos de Marta (2011), publicada en dos volúmenes que sobrepasan las seiscientas páginas donde Isabel Medina dibuja un retrato de la Transición en las Islas desde las anotaciones de una joven maestra.

Algunos de sus textos han sido musicalizados por artistas del Archipiélago como Taburiente, Taller Canario, Verode o Marisa, hija de la escritora. Por su parte, Isabel Medina es autora del libreto de dos óperas, ambas con música del académico Francisco González Afonso: La leyenda de Guayota y Baralides, esta última fue publicada en 2000 y está basada en la novela de la autora La libertad y tú. Actualmente, reside en la Ciudad de La Laguna.

Valor y significado de su obra

La obra literaria de Isabel Medina irrumpió en el panorama de las letras canarias para entregar la más constante y diversa aportación de la literatura infantil de las Islas. Su trayectoria se ha ido labrando en el Archipiélago hasta convertirse en un referente de las bibliotecas escolares y los centros culturales de Canarias, los cuales ha visitado en numerosas ocasiones a lo largo de su carrera. Anaya comenzó a publicar sus siguientes títulos, convirtiéndola en una de las autoras más reclamadas de las colecciones infantiles del sello editorial. Antes de su aparición, la literatura infantil de las Islas carecía de una responsable y atenta dedicación, que actualmente se ha visto reforzada por otros autores como Cecilia Domínguez, Pepa Aurora, Juan José Delgado, Víctor Álamo de la Rosa, Alexis Ravelo o Alberto Omar Walls, entre otros.

La narrativa infantil la constituyen Viaje fantástico por las Islas Canarias (1996, reeditado en diecisiete ocasiones), Alizulh. El mundo mágico de las leyendas canarias (1997), Piel de luna (1999), De parte de don Quijote (2000), La sirenita Mary Paz (2000), El corazón de la Montaña Roja (2003), El tesoro del pirata Cabeza Perro (2007), El guardián del Malpaís (2007) y El pirata Pata de Palo (2008). Asimismo, La Canción del Alisio (1990) y La princesa vagabunda y otros poemas (2006) completan su poesía para niños. La escena tiene en Teatro canario para los más jóvenes (1992), El misterio de la Montaña Roja (2004), Perdidos en la Montaña Roja (2004) y Granadilla y el Caballero Tiempo (2009) sus cuatro entregas. 

La novela juvenil El secreto de Sofía (2010), el libro Leyendas canarias (2011), dirigidas a estudiantes de secundaria, y el manual para estudiantes Iniciación a la literatura canaria (1986, ampliada en 1989) constituyen la totalidad de su producción infantil y juvenil, un tejido literario que atraviesa más de treinta años de escritura ininterrumpida.

Es apreciable el interés de Isabel Medina por la divulgación de la cultura popular canaria, y por ello, ha basado numerosas de sus narraciones en leyendas y mitos de Canarias como Guayota, el pirata Cabeza de Perro, la Isla de San Borondón, el árbol Garoé o elementos de la idiosincrasia de las Islas como las tabaibas, la Violeta del Teide, el timple, al tiempo que se ha servido de este imaginario para su poesía adulta, que tiene en Gánico de ausencia y Chácaras de silencio su más evidente influencia. 

El resto de su poesía ha transitado otros puntos, derivando la atención hacia imágenes menos tasadas en el espacio insular, pero igualmente sitiadas en el ámbito del amor y la soledad. No obstante, reside en su poesía cierto lenguaje didáctico, un diálogo con el lector que hace del poemario una lección de vida, un recorrido por los sentimientos a modo de dulce advertencia.

La novela para adultos protagoniza actualmente la principal atención de Isabel Medina a la escritura. Ha centrado sus esfuerzos en conformar una novelística madura y sensible que ya suma tres títulos en los últimos diez años. 

En 2003 Algaida publicó La hija de abril, una narración de fortísima hondura personal que indaga en la vida de Maribel, quien articula un monólogo a corazón abierto y ofrece el testimonio de su durísima experiencia. La libertad y tú es la historia de un penado de la represión franquista en La Palma, que habita durante meses la prisión de Fyffes, situada en Santa Cruz de Tenerife.

Isabel Medina se basó en hechos reales recopilados en largas horas de conversación con los protagonistas de la historia. Su tercera novela es el generoso retrato de la Transición en Canarias que ofrecen las seiscientas páginas de Los cuadernos de Marta, un ejercicio que combina primera y tercera persona con interesantes bloques dialogados y una suerte de novela epistolar incrustada en la trama cardinal del relato.