Buscar
02:24h. Lunes, 09 de diciembre de 2019

​Tercera Edición del​ proyecto Escolares ​por la ​Sostenibilidad​.

Este programa, puesto en marcha por la Fundación DISA y la Fundación Foresta, ha permitido la plantación de 1.640 árboles de Monteverde, lo que ha mejorado la masa forestal de Gran Canaria

Cerca de 2.300 alumnos de 3º, 4º y 5º de Primaria de 28 centros escolares de los municipios de Las Palmas de Gran Canaria, Telde y Arucas han participado en la tercera edición del programa medioambiental Escolares por la Sostenibilidad, impulsado por la Fundación DISA y la Fundación FORESTA.

Esta iniciativa, que arrancó el pasado mes de diciembre, busca dar a conocer al alumnado el medio natural insular en el que desarrollan sus vidas para que puedan ser conscientes de su importancia y su repercusión en el día a día; fomentar un cambio de conciencia social, promoviendo acciones que ayuden a mitigar los problemas existentes y mejoren la calidad del medio ambiente; y transmitir una actitud sensible a los más jóvenes, que les motive a preocuparse por el entorno.

Algunas de las actividades llevadas a cabo dentro del programa fueron talleres, juegos, dinámicas de grupo, actividades de reforestación y gymkhanas, basadas en la biodiversidad canaria. De esta forma, los monitores de FORESTA transmitían a los más pequeños las singularidades del entorno canario.

Conviene destacar que de los 28 centros participantes, 25 eran públicos, dos concertados y uno privado. En total 2.300 alumnos han participado en, al menos,  dos actividades, una, en el aula y, la otra, en el medio natural.

El equipo de monitores de la Fundación FORESTA ha impartido 91 talleres en estos centros durante los últimos seis meses. Estos talleres, celebrados en los propios centros escolares, trataban sobre la importancia de los árboles, las características del bosque canario, cómo identificar a las especies más representativas del Monteverde (Laurisilva) e, incluso, las principales amenazas de los bosques. Para ello y, a través de una presentación, se sumergía a los alumnos en un ambiente boscoso con los olores, colores y sonidos propios del lugar.

En lo que se refiere a las actividades de campo, estas han sido más variadas, pudiendo elegir entre una actividad de reforestación en la Finca de Osorio, propiedad del Cabildo de Gran Canaria, o en una gymkhana en el Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo.

Las 19 actividades de reforestación llevadas a cabo por 1.353 alumnos han supuesto la plantación de 1.640 ejemplares de distintas especies de Monteverde como son el palo blanco, la faya, el viñátigo, la salvia y el algaritofe. Estas acciones han sido llevadas a cabo en distintas parcelas incluidas en los límites de la Finca de Osorio.

El Jardín Canario ha acogido 14 gymkhanas en las que han participado 901 alumnos. Estas actividades, juegos y dinámicas adaptadas a las normas de este recinto, gestionado por el Cabildo de Gran Canaria, han permitido a los alumnos tener contacto directo con la flora y fauna de Canarias a  través de los juegos y del cuestionario proporcionado por el proyecto Escolares por la Sostenibilidad.

La técnico responsable de las Áreas de Ciencia, Educación y Medio Ambiente de la Fundación DISA, Sara Mateos, destaca que “se trata de un programa que nos ilusiona a todos los que creemos en la necesidad de que la educación ambiental esté más presente en las aulas para trasmitir al alumnado la importancia y cuidado del medio que nos rodea”.

El director gerente de la Fundación Foresta, Sergio Armas, explica que “es necesario que nuestras futuras generaciones conozcan, valoren y conserven nuestro rico patrimonio natural ya que ellos al ser el nuevo pilar de la sociedad se convierten automáticamente en vectores de transmisión de la información que ayudará a que se cumpla con el objetivo de la sensibilización ambiental de la sociedad canaria”.