Buscar
14:26h. jueves, 27 de enero de 2022

Un choque entre bandas deja un herido de bala y daños en Ofra

Un herido por arma de fuego ingresado en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, al menos un detenido, un pequeño arsenal de armas urbanas incautadas y desperfectos de distinta consideración en veintisiete vehículos es el balance de urgencia de la batalla campal desatada en las calles de Ofra
Anoche, varias furgonas del Cuerpo Nacional de Policía permanecían en el lugar. / S. MÉNDEZ
Anoche, varias furgonas del Cuerpo Nacional de Policía permanecían en el lugar. / S. MÉNDEZ

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Un herido por arma de fuego ingresado en el Hospital Nuestra Señora de La Candelaria, al menos un detenido, un pequeño arsenal de armas urbanas incautadas y desperfectos de distinta consideración en veintisiete vehículos es el balance de urgencia de la batalla campal desatada en las calles de Ofra al enfrentarse dos bandas de jóvenes.

Al cierre de esta edición, hasta cinco furgonas del Cuerpo Nacional de Policía mantenían el control sobre esta zona del popular barrio santacrucero al objeto de mantener la calma y de, en lo posible, identificar y detener a más involucrados en este preocupante suceso.

Según los datos recopilados entre distintas fuentes, la chispa saltó a primera hora de la tarde a cuenta de los daños ocasionados por varios desconocidos en un vehículo estacionado entre la calle de Sombrita y la de Bencheque, cerca de la rotonda próxima a la entrada del Servicio de Urgencias de La Candelaria.

Al parecer, ya entonces hubo algún grito por encima de otro e incluso algún golpe, pero la llegada de efectivos de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía enfrió los ánimos… aparentemente.

Porque un rato después, minutos antes de las siete de la tarde, uno de los grupos volvió a hacer acto de presencia en el lugar referido, pero con mayor número de integrantes y provisto con todo un variopinto arsenal de armas urbanas, como bates de béisbol o cadenas. La bronca que organizaron fue descrita por un vecino del lugar como descomunal, y fruto de la algarabía hasta veintisiete vehículos estacionados en la zona recibieron algún tipo de impacto, fundamentalmente en las lunas, presumiblemente como efecto intimidador de los visitantes, que buscaban pelea a la par que venganza por lo acaecido con anterioridad. Nuevamente fue la llegada del Cuerpo Nacional de Policía, que en esta ocasión ya se presentó con un alto número de efectivos, la que devolvió la paz a la zona.

Pero a resultas de estos sucesos un joven tuvo que ser ingresado en La Candelaria con una herida de arma de fuego. Aunque se desconoce el alcance de tal herida, en principio no corre riesgo su vida.

Mientras tanto, los especialistas de la Unidad de Intervención Policial fueron a buscar a Añaza a los responsables de semejante desaguisado, ya que contaban con información acerca de algunas identidades. Sus pesquisas ya han dado el fruto de un arresto y, lo que es más interesante, de la incautación de un vehículo donde los agentes encontraron bates de béisbol y otros utensilios que, presumiblemente, se habían usado con anterioridad en Ofra.

Anoche, la policía velaba por la tranquilidad de los vecinos del popular barrio, tras el susto de este altercado.