');
Buscar
miércoles, 28 de septiembre de 2022 03:48h.

[email protected] Se Puede denuncia pasividad ante la oleada de robos en la Cruz del Carmen y otros lugares de Anaga

 Tildan la actitud de de las administraciones implicadas, entre ellas el Ayuntamiento lagunero, de “inmovilista” y consideran que hay falta de coordinación y que no se está haciendo todo lo debido para corregir esta situación, “a pesar de las numerosas denuncias y del eco que de ello se han hecho los medios de comunicación en innumerables ocasiones”.

0principal1_600x397_2Myx

El Parque Rural de Anaga, creado hace ya más de 20 años, ha experimentado un considerable número de visitantes como consecuencia de su patrimonio natural y etnográfico y el admirable trabajo desarrollado por el personal del Centro de Visitantes, que han hecho de este espacio una parada imprescindible para las personas amantes de la naturaleza y la tranquilidad, a la par que un reclamo para los “cacos”, que han provocado un aumento en el número de robos en coches en los últimos meses, lo que ha generado una sensación de inseguridad entre senderistas, turistas y visitantes locales.

[email protected] se puede, la segunda fuerza política del municipio, tilda la actitud de de las administraciones implicadas, entre ellas el Ayuntamiento lagunero, de “inmovilista” y consideran que hay falta de coordinación y que no se está haciendo todo lo debido para corregir esta situación, “a pesar de las numerosas denuncias y del eco que de ello se han hecho los medios de comunicación en innumerables ocasiones”.

Por todo ello, José Marrero, concejal de [email protected] se puede, preguntará por este problema al gobierno local en el próximo pleno municipal. Para Marrero, “la Cruz del Carmen es la puerta de entrada a una de las joyas de nuestro municipio, el Parque Rural de Anaga, que recientemente ha sido declarado Reserva de la Biosfera y que es visitado por miles de personas que vienen de todos los puntos del mundo y que lamentablemente en ocasiones no se llevan un buen recuerdo del lugar, contribuyendo todo esto al deterioro de la imagen de nuestro municipio y de toda la isla, e incluso puede afectar al desarrollo económico de la población de los caseríos de Anaga”.