Buscar
15:32h. Martes, 14 de Agosto de 2018

Aznar se ofrece a liderar una reunificación del centroderecha, dividido entre el PP y Ciudadanos

El expresidente considera indispensable acabar con la división para enfrentar los problemas de España

Había gran expectación. Muchos meses de silencio y muchos asuntos que han afectado al que fuera su partido, el PP: la sentencia de Gürtel; la moción de censura que ha derribado al Gobierno de Mariano Rajoy; el anuncio de Rajoy de marcharse... Y José María Aznar habló. "Hay interés por algunas cosas que pueda decir aquí", aventuró, para a continuación ofrecerse para "contribuir con mucho gusto" a la "reconstrucción del centroderecha".Las palabras de Aznar se han producido sólo unas horas después de que Rajoy, a quién designó como su sucesor en el PP, anunciase que deja la presidencia de este partido.

En su análisis de la situación política en España ha sentenciado la necesidad de "reconstrucción" para el PP. "Hace tres años advertí de esta necesidad". Pero sus palabras han sido un ejercicio de ofrecimiento para volver a la arena política y tener un papel en esa "reconstrucción". "La reconstrucción de un centroderecha es indispensable para ver con confianza el futuro de España. Si se estuviese dispuesto a ello, desde mi posición actual contribuiría con mucho gusto".

La centro-derecha está sumida, a día de hoy, en un proceso de reiniciación tanto del PP como de Ciudadanos, los dos partidos que batallan por este espacio electoral. Los populares porque han sido desalojados del poder y Rajoy ha anunciado su marcha, por lo que se abre una nueva época. Los naranjas porque el triunfo de la moción de censura del PSOE los ha dejado descolocados y obligados a redefinir su estrategia.

No ha explicitado una petición para que estos partidos confluyan, pero cabría interpretarlo tras su exposición: "El centroderecha español ha sido desarticulado, está dividido y desgraciadamente enfrentado".Aznar se postula para esa "reconstrucción" desde su "posición actual" que, según ha explicado, es la siguiente: "No tengo ningún compromiso con un partido, ni me considero militante de nada, ni me siento representado por nadie. Mi compromiso es con mi país, España, y con los españoles, desde una posición de total independencia política".

En su exposición, en la presentación de libro No hay ala oeste en la Moncloa, de Javier Zarzalejos (secretario de Presidencia entre 1996-2004, en los gobiernos de Aznar), no ha citado a Rajoy, pero ha habido alusiones claras. "Dejé la política sin que nadie me lo pidiera, más bien lo contrario, anunciando lo que iba a hacer y cumpliendo mi palabra y mi compromiso".

No valora la sentencia de 'Gürtel'

En los últimos días ha habido voces que han criticado el silencio de Aznar tras la sentencia de Gürtel, que abarca una primera época de 1999 a 2005. El ex presidente del Gobierno ha hablado de la corrupción. A su juicio, se han vertido "mentiras" y "cosas muy graves" para "manchar una trayectoria", la suya. "Se han cruzado todos los límites".

Eso sí, se ha limitado a repetir las palabras que dijo hace tres años en una convención del PP: "Quiero deciros que creo sinceramente que necesitamos gente de valía que reivindique la política y por eso, hoy como siempre, serenamente y mirándoos de frente os digo que la corrupción es un cáncer que no podemos tolerar. Os digo que cada uno tiene que responder con sus actos. Y os digo que yo respondo de los míos desde el primero hasta el último. Mirándoos de frente os lo digo: de mis actos responde desde el primero hasta el último". Nada más. Y todo bien apuntado en una moleskine negra, para no equivocarse.