Buscar
jueves, 30 de junio de 2022 00:29h.

La Comisión de Salud Pública aprueba eliminar las cuarentenas de los contactos estrechos de los positivos con la variante Ómicron si están vacunados

El órgano del CISNS recuerda a los contactos que, pese a no  estar obligados a hacer aislamiento, deben limitar los contactos  sociales y estar atentos a los posibles síntomas. 
carolina darias

La Comisión de Salud Pública del  Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha aprobado  en su reunión de hoy, martes 21 de diciembre, modificar el documento  ‘Estrategia de detección precoz, vigilancia y control de COVID-19’ en su  actualización del 1 de diciembre de 2021.  

La modificación ha sido aprobada por mayoría y se refiere al apartado de las  cuarentenas de los contactos estrechos de un positivo confirmado por la  variante conocida como Ómicron. Desde este momento, los contactos  estrechos de estos positivos no deberán guardar cuarentena domiciliaria de  10 días.  

Los integrantes de la Comisión de Salud Pública remarcan que, pese a no  estar obligados a realizar este aislamiento, durante este período de 10 días  después del último contacto con un caso confirmado, deben limitar sus  actividades a las esenciales, reduciendo todo lo posible sus interacciones  sociales, además de seguir escrupulosamente las medidas de prevención de  los contagios de COVID-19, como el uso de mascarillas y realizar una  vigilancia estrecha ante la posible aparición de síntomas compatibles.  
Además de este acuerdo, la Comisión de Salud Pública subraya la  importancia de la vacunación, ya que se ha demostrado una gran efectividad  de la vacuna frente a casos graves, hospitalizaciones, ingresos en UCI y  fallecimientos.  

Por ello, la Comisión insta a acelerar la vacunación en aquellas personas  mayores de 12 años que aún no se hayan vacunado. Además, hace hincapié en la importancia de proteger a los más vulnerables y recuerda que la dosis de recuerdo o tercera dosis ha mostrado su eficacia en estos colectivos e  insisten en impulsar la vacunación de los grupos autorizados, especialmente en las personas mayores de 60 años, que son los más vulnerables.  

Al mismo tiempo, la Comisión de Salud Pública reconoce el buen ritmo de la vacunación infantil en niños y niñas de 5 a 11 años y anima a todas las   familias con menores de estas edades a que pidan cita para que reciban esta protección.  

Asimismo, la Comisión de Salud Pública reitera la importancia de insistir en los mensajes de precaución y cuidado ante el virus, con el uso de la  mascarilla en espacios cerrados y en espacios abiertos donde no se pueda mantener la distancia de seguridad estipulada de, al menos 1,5 metros; el lavado de manos, y la ventilación.