Buscar
04:53h. miércoles, 19 de enero de 2022

Imputado el padre de la menor asesinada en Teo, aunque permanece en libertad

Según una nota del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, el padre de Asunta, la menor de 12 años que apareció muerta en Teo, Galicia, ha sido imputado, aunque está en libertad. Rosario Porto ha abandonado ya el cuartel de la Guardia Civil de A Coruña en un coche camuflado dirección a Santiago de Compostela por orden del juez. Los dos progenitores participarán en un registro en la vivienda durante esta mañana.

Video en el interior

Más vídeos en Antena3

 

antena3.com/ Agencias.-El padre y la madre de Asunta, la niña hallada muerta en la localidad coruñesa de Teo en la madrugada del domingo, presenciarán este miércoles en calidad de imputados un registro que los investigadores llevarán a cabo en una casa ubicada en Montouto (Teo) y propiedad de la familia de la víctima.

Según ha informado el TSXG, los investigadores realizarán este miércoles un nuevo registro en la casa de Montouto --situada en el mismo ayuntamiento en el que se localizó el cadáver de la niña--, para el que han solicitado la presencia de ambos padres.

La madre de Asunta, detenida el pasado martes por "incoherencias" en su declaración y a la que la Guardia Civil imputa un homicidio, fue trasladada a primera hora de este miércoles desde el cuartel de Lonzas --donde permanecía desde las 14.00 horas del martes-- hasta Teo para participar en este registro.

Asimismo, el juez ha convocado también al padre de la menor para que participe en las nuevas diligencias en la vivienda.

Tal y como ha informado el TSXG, en estos momentos ambos progenitores se encuentra imputados en el caso, aunque la madre permanece detenida, mientras que el padre está en libertad. No está previsto que los pasen a disposición judicial se produzcan este miércoles.

De hecho, al tratarse de una detención de carácter policial, es decir, no ordenada por el juez, la madre de la niña, podría estar en dependencias de la Benemérita hasta 48 horas, pero en caso de que considere que exista una "causa justificada", podría ampliarse este plazo a 72 horas.

Centrados en la finca de Teo

La casa que Rosario P.O. heredó de sus padres está ubicada en el núcleo de Montouto, a unos tres kilómetros de donde apareció el cadáver de la niña, y se ha convertido en uno de los epicentros del caso, por lo que la Guardia Civil ha solicitado también a los establecimientos ubicados en las inmediaciones las grabaciones de sus cámaras de seguridad.

En concreto, agentes se desplazaron este martes a los locales que están en el trayecto hasta el inmueble para solicitar estas grabaciones, que se unen a las ya recabadas el pasado lunes entre establecimientos situados en las inmediaciones de la casa donde Asunta vivía con su madre y el inmueble en el que reside su padre, ubicados a tan sólo unos 25 metros de distancia.

Vecinos de Montouto vieron salir a Rosario P.O. de este chalet sobre las 20.45 horas del pasado sábado. En esta casa se hallaron unas cuerdas que analizan ahora los agentes para verificar si son iguales que las encontradas en la pista forestal de Cacheiras donde una pareja de jóvenes descubrió el cuerpo sin vida de la pequeña el domingo en torno a la 1.30 horas.

Perfil de la madre

Rosario Porto concedió una entrevista en 2002 en la que explicaba cómo había llegado a ser cónsul honoraria de Francia en Santiago de Compostela, un cargo que heredó de su padre y ocupó durante 10 años.

Hija de abogado y profesora, Rosario eligió la carrera de Derecho. Estudió en la Universidad de Santiago y amplió sus conocimientos en universidades británicas y francesas.

Su profesión fue lo más importante de su vida durante los últimos quince años. Abrió un despacho en la capital de Galicia, pero eso no quiso renunciar a construir una familia y lo hizo con el periodista Alfonso Basterra.

Juntos adoptaron a Asunta hace doce años en China cuando era solo un bebé. Rosario inculcó su afán de superación a su hija, que se convirtió en una estudiante ejemplar, pero hace dos años, la vida de la mujer que hoy está imputada por el homicidio de su hija dio un vuelco.

Su madre, profesora de historia del arte jubilada, fallece de manera repentina en su casa de Santiago. La encontró su marido, que siete meses después apareció también sin vida en la misma vivienda.

Rosario entonces se replanteó su vida y cerró su despacho de abogados para dedicarse a labores de intermediaria comercial con Marruecos. Empezó a viajar mucho, pero siempre tenía tiempo para su hija.