Buscar
19:24h. sábado, 21 de mayo de 2022

Lo que le faltaba al Rey: la abuela, el padre y la tía de Letizia, imputados por alzamiento de bienes

La noticia salta el mismo día en que Don Juan Carlos anuncia una simbólica rebaja de su sueldo de un 7,1%

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Cangas de Onís ha citado a declarar como imputada por un delito de alzamiento de bienes a Menchu Álvarez del Valle, abuela de La Princesa de Asturias, que tendrá que comparecer este viernes, día 20 de julio, a las 10.15 horas, en dicho Juzgado. En la misma causa están imputados Jesús y Henar Ortiz Álvarez, padre y tía respectivamente de Letizia Ortiz.

Lo que le faltaba al Rey. Cuando ya parecen haberse apagado los ecos de su polémica cacería en Botsuana y ha conseguido mantener el caso Urdangarin en la distancia, salta la noticia de la imputación de familiares directos de la princesa.

Las declaraciones del padre y la tía se realizarán en su lugar de residencia habitual, de ahí que el juzgado de Cangas de Onís ha remitido los correspondientes exhortos dirigidos a los dos Decanatos de Madrid y Oviedo para que puedan asignar dicha declaración al Juzgado de Instrucción que corresponda según el reparto habitual de asuntos. Aún no han sido señaladas dichas declaraciones.

El TSJ, ante la expectación que ha levantado ha comunicado que impedirá el viernes el acceso de los medios al Ayuntamiento, en el interior del cual se encuentran las dependencias judiciales.

La noticia salta el mismo día en que el Rey ha querido tener un gesto simbólico con la ciudadanía al recortarse su salario en un 7,1%. En su caso cobrará 20.910 euros brutos menos y el príncipe 10.455. Según fuentes de la Casa del Rey, el jefe del Estadotambién ha recortado en un 7,1 por ciento la cantidad anual asignada para gastos de representación del resto de miembros de la Familia Real, que se verá reducida por tanto en 22.365 millones de euros. Los altos cargos de Zarzuela experimentarán la misma rebaja.

De esta manera se ahorrarán entre 90.000 y 100.000 euros, que serán reintegrados al Tesoro Público, según han explicado las mismas fuentes, que han precisado que la retención por IRPF del sueldo anual del rey -antes de la actualización a que se someterá en agosto- ronda el 45 por ciento, mientras que la del príncipe se acerca al 39 por ciento.

La asignación anual que recibe la Casa del Rey ya había disminuido un 2,01 por ciento, hasta los 8,26 millones, por lo que, tras este recorte de sueldos acordado por don Juan Carlos en línea con el decreto de medidas urgentes del Gobierno publicado el pasado sábado en el BOE, se verá reducida a unos 8,16 millones, lo que supone un ahorro global superior a 265.000 euros respecto a 2011.