Buscar
05:00h. miércoles, 19 de enero de 2022

Medina Tomé: “Ya lo que faltaba es que el PP con su ‘Reforma Fiscal’ obligue a los trabajadores que sean despedidos a pagar impuestos por la indemnización”

El senador gomero recuerda que las indemnizaciones no tributan ni han tributado nunca en la historia de la democracia española

 

gregorio medina nueva

El senador por la Isla de La Gomera, Gregorio Medina Tomé cree que “a medida que se va conociendo la letra más pequeña de la Reforma Fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy, aumentan los motivos de preocupación para las clases medias y trabajadoras” y señala que “a pesar de que en toda la historia de la democracia española las indemnizaciones no tributan ni han tributado nunca, a partir de ahora los trabajadores que sean despedidos de su empresa y la cobren tendrán que pagar impuestos por ello, es precisamente lo que faltaba”. 

Medina Tomé apunta que “Mariano Rajoy ha querido volver a penalizar con más impuestos a los más afectados por esta crisis y encima con el agravante de hacerlo en este caso sobre los que pierden su empleo y se queden en paro, algo insólito e incompresible” señala. 

El senador gomero afirma que “Rajoy  va a pasar a la historia como el  Presidente del Gobierno que más daño ha hecho a los trabajadores, ya que no solo ha llevado a España a la tasa más alta de paro y a convertir a nuestro país como el de más desempleados de toda Europa, sino que está quitando derechos adquiridos por los trabajadores, dejándoles en mano de los empresarios que ahora pueden modificar sus condiciones de trabajo y hasta bajarles el salario, cuando les apetezca”. 

“Cabe recordar –añade Medina—que además del abaratamiento del despido ahora con su nueva Reforma Fiscal, pretende crear un nuevo impuesto para gravar a los parados”. 

Por último Gregorio Medina Tomé recuerda que “el Gobierno del Partido Popular a pocos meses de unas elecciones intentó ‘vendernos’ una promesa de bajada de impuestos cuando realmente lo que se ha pretendido es un parche para que parezca que esa es la intención, pero la realidad es otra: si, baja los impuestos a quien menos lo necesita haciendo grandes regalos fiscales a las grandes fortunas y empresas haciendo pagar a quien no paga o paga menos y cargando sobre los hombros de los trabajadores y las clases medias el mayor peso de la recaudación, debilitando aún más nuestros estado de bienestar, empeorando la educación, la sanidad y los servicios públicos”.