Buscar
00:54h. lunes, 25 de octubre de 2021

Póngase a cubierto: La Gaceta predice un inminente rescate de España

La Gaceta es para dejarla sobre la marcha de nuevo en la pila de papeles del quiosco, sobre todo si usted es de los que no le gusta comenzar un viernes con pesimismo.

Juan Velarde.-Unanimidad de tema y foto principal en los cinco diarios nacionales. La decisión del Banco Central Europeo de adquirir deuda española y la visita de Angela Merkel a España para revisar y dar el visto bueno a las reformas de Mariano Rajoy (aunque la presidenta alemana le ha traído una bonita podadora a su homólogo monclovita para que siga en esa versión dramática de Mariano Manostijeras) son las dos cuestiones fundamentales de las portadas. El enfoque, eso sí, ya varía por barrios o por ideologías.

También en algún diario se trata someramente el plan de ajuste de sueldos, dietas y diputados de Cospedal en Castilla La Mancha o el affaire video-erótico de la señora Olvido Hormigos, la concejal 'ahoradimito-ahoramelopienso-yahorayanodimito' de Los Yébenes. Pero claro, con todo el marasmo económico que había por delante, son cuestiones que han tenido una atención más pequeña, justo lo contrario que en las televisiones, donde la política socialista se sometió a un maratón catódico.

Pese a una alegría más o menos generalizada o contenida de casi todos los rotativos, coger este 7 de septiembre de 2012 La Gaceta es para dejarla sobre la marcha de nuevo en la pila de papeles del quiosco, sobre todo si usted es de los que no le gusta comenzar un viernes con pesimismo. "España, condenada al rescate", debajo de la foto del saludo entre Rajoy y Merkel. Este es el titular elegido por los compañeros del diario de Intereconomía. Más o menos se viene a dar la idea de que entre Draghi (BCE) y Merkel han jugado a ese papel de poli bueno y poli malo para al final conseguir su propósito con Rajoy: "si quieres más pasta, nosotros te la daremos, pero con condiciones severísimas". Y aún queda por saber si realmente en Europa son conscientes de la chulería de determinadas comunidades autónomas que se le están subiendo a la barba, nunca mejor dicho, al inquilino de La Moncloa.

ABC, también con foto de los dos mandatarios, suaviza un poco esa palabra de rescate, pero tampoco invita al optimismo en demasía. "El BCE comprará deuda si España lo pide y con condiciones". Esto viene a ser como el enfermo que precisa de un medicamento o de un tratamiento especial y sabe que su única salida es entramparse un poco más para superar una crisis vital, pero con el riesgo que conlleva de que al final el banco te puede embargar hasta la ropa interior. Eso es lo que entre Merkel y Draghi le han comunicado a Rajoy, que tiene dinero a su disposición, pero bajo unas condiciones que ríase usted de los prestamistas del medievo o de esas empresas de hoy que te prestan hasta 3.000 euros para luego tú tener que devolverle 7.000. Un negocio redondo, para ellos y para Europa en el caso que nos guía. Claro, que quien se ha endeudado ha sido España y por ahí vienen los problemas.

El Mundo tampoco se aleja del diario monárquico y se inclina por un titular en la misma línea "El BCE sólo comprará deuda si Rajoy pide ayuda bajo 'estrictas condiciones'. Cierto es que la prima de riesgo bajó hasta los 447 puntos y que el IBEX-35 pegó un subidón que casi colapsa la energía eléctrica del parqué madrileño. Sin embargo, en Europa no se fían un pelo de España y no van a regalar un solo céntimo. Si prestan, quieren cobrar todo el interés, no vaya a pasar como con los manirrotos griegos (al fin y a la postre también somos mediterráneos y pensarán que aquí todo se nos va en fiestas, coches oficiales y televisiones autonómicas).

El País se pone hoy en plan bombero optimista. Reza su apertura de portada que "El BCE levanta un cortafuegos". Eso sí, se explica en los subtítulos que las condiciones serán estrictas y que también el Banco Central Alemán, el Bundesbank rechaza la propuesta ilimitada de bonos. Lo que se suponía, que mientras uno va de poli bueno, el otro (o la otra) de mala y viceversa, porque parece que además les encanta cambiarse los papeles según la ocasión.

Y finalmente, el favorito de los portadistas exigentes, el número uno en sorprender diariamente al lector. Se trata de La Razón que, inspirándose en el tema ganador del festival de Eurovisión de este año, el tema 'Euphoria', interpretado por la cantante sueca Loreen, abre su portada de esta guisa "€uroforia" y señala que el Banco Central Europeo confirma que comprará deuda con condiciones y rebaja la presión sobre España. Y la foto, con Merkel y Rajoy dándose dos besos, del estilo Marhuenda, cercana, edulcorada y almibarada y con un titulín al que sólo le faltó poner "y fueron felices y comieron perdices".

Fuente : periodistadigital.com