');
Buscar
domingo, 02 de octubre de 2022 05:18h.

Sanidad dejara de pagar 456 fármacos de uso común

El consejo interterritorial de sanidad de este miércoles, que reune a la ministra Mato con los responsables de Sanidad de todas las autonomiás, está marcado por la polémica.

El Ministerio de Sanidad propondrá este miércoles a las comunidades autónomas en el consejo interterritorial de sanidad excluir de la financiación pública más de 450 fármacos indicados para "síntomas menores". El listado de productos susceptibles de exclusión, que Sanidad ya ha enviado a los responsables de las autonomías, incluye principios activos como la acetilcisteina, utilizada como mucolítico —y base de medicamentos como el Fluimucil—; el aciclovir, usado para combatir los herpes; la loperamida (que se comercializa como Fortasec, entre otros), indicado para atajar la diarrea; o tratamientos de la tos, como aquellos que contengan dextrometrorfano —típico en jarabes como el Bisolvón—. El Gobierno calcula que la medida, prevista en el Real decreto de Medidas Urgentes del Sistema Nacional de Salud aprobado en abril, reportará un ahorro de más de 440 millones de euros. Estos fármacos, ahora financiados por el sistema nacional de salud pasarían a ser cubiertos en su totalidad por el paciente.

Medicamentos sin financiación pública

- Tratamientos para el exceso de secreción gástrica:

 Compuestos de aluminio, combinaciones de complejos de aluminio. Es decir, antiácidos como el Almax.


- Tratamientos del estreñimiento:

Laxantes generadores de volumen, laxantes osmóticos, antagonistas de opiáceos (receptor opiáceo periférico).


- Tratamientos antidiarréicos:

Preparados con carbón antipropulsivos (loperamida). Lo que dejaría fuera medicamentos como el Fortasec.


- Tratamientos de la migraña:

Tratamiento clásico de migraña leve, alcaloides de Ergot (cornezuelo).


- Tratamientos del deterioro congnitivo asociado a la edad:

Vasodilatadores periféricos (vicamina, vinburmina, buflomedil, naftidrofurilo), piracetam, pirisudanol, ésteres de deanol, extracto de ginko folium.


- Tratamientos de hemorroides:

Corticoides (flucinolona, beclometasona). Lo que afectaría a cremas como el Synalar.


- Tratamientos de varices y hemorroides:

Bioflavonoides (diosmina, troxerutina, hidrosmina, rutosido escina). Es decir, pastillas como el Venoruton.


- Tratamientos de la dermatitis del pañal:

Cremas con bajas dosis de miconazol (derivado del imidazol).


- Tratamientos de la psoriasis:

Extracto de calaguala.


- Tratamientos de virosis tópicas o superficiales:

Idoxuridina, tromantadina, aciclovir, podofilotoxina, imiquimod. Quedarían por tanto fuera tratamientos para dermatosis, lesiones de la piel e infecciones víricas. Algunas importantes, como los codilomas acumulados, una enfermedad de transmisión sexual producida por el virus del papiloma humano, que se trata con podofilotoxina o imiquimod.

 

- Tratamientos de inflamaciones de origen traumático:

Antiflamatorios no esteroideos tópicos (etofenemato, piroxicam, ketoprofeno, diclofenaco, ácido niflumico, suxibuzona, indometacina, aceclofenac, fenilbutazona, bencidamina mabruprofeno, desketoprofeno, piketoprofeno, fepradinol). Esto afectaría a cremas como el Voltarén, Fastum o Calmatel.


- Tratamientos de la ansiedad leve:

Extracto de passiflora y crataebus, oxitriptan.


- Tratamientos de la sequedad de vías respiratorias superiores:

Mucolíticos (acetilcisteína, bromhexina, carbocisteina, mesna, ambrosoli, sobrerol). Un gran grupo, indicado para el tratamiento de resfriados.


- Tratamientos de la tos:

Alcaloides del opio (codeína) y derivados (noscapina, dextrometorfano, dimemorfano, dihidro codeína). Muchos jarabes, como el Bisolvon, tienen como base el dextrometorfano.


- Tratamientos de la sequedad ocular:

Lágrimas artificiales con carmelosa como agente humectante.


- Tratamientos de la inflamación reumatoide leve:

Diacereina. Productos indicados para la atrosis de rodilla.


- Tratamientos de dislipemias leves:

Triglicéricos omega 3. Indicados para afectaciones leves de los triglicéridos (como el Omecor).


- Tratamientos sintomáticos de la congestión nasal asociada a gripe o resfriado:

Fármacos simpaticomiméticos (pseudoefedrina, fenilefrina).