Buscar
11:26h. Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El Tribunal Supremo da la razón a los bancos y falla que el cliente pague el impuesto de las hipotecas

La banca gana. El Tribunal Supremo ha vuelto a la casilla de salida y ha dado marcha atrás en su polémica decisión sobre quién debe hacerse cargo del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados al contratar una hipoteca.

elmundo.es. Finalmente serán los clientes y no las entidades financieras quienes tendrán que seguir pagando el tributo. La jurisprudencia que estableció que el impuesto de las hipotecas lo pagaban los bancos no ha llegado a los 20 días de vida.

El Pleno de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha acordado, tras dos jornadas completas de deliberaciones y en una competa división, que las cosas vuelvan al momento anterior al derrumbe en Bolsa de las entidades financieras. Es decir, a que quien paga el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados es el que solicita el crédito.

La votación ha mostrado un Tribunal Supremo partido por la mitad: 15 magistrados votaron por volver a la situación anterior y 13 por ratificar lo decidido el pasado 18 de octubre por la Sección Segunda. La votación ha sido tan ajustada que, sobre el papel, si hubieran participado los tres magistrados presentes el resultado podía haber sido otro. Así pues, las cosas vuelven a donde estaban, pero ahora con un daño a la imagen del Supremo en el que coinciden todas las fuentes consultadas.

A muchos les preocupa que el mensaje a la ciudadanía haya sido que si hay algo que resulte perjudicial a las entidades financieras, siempre se puede intentar corregirlo. Así se interpretó la decisión del presidente de la Sala Tercera, Luis María Diez Picazo, de llevar el asunto al Pleno.La decisión del Pleno supone enmendar la plana a esa la Sección Segunda de la Sala, que es la que tiene encomendada la resolución de todos los recursos en materia tributaria. En el Pleno, en cambio, han entrado a votar magistrados del resto de secciones, que en el día a día resuelven recursos de otros ámbitos.

Fueron cinco de los magistrados, de esa Sección Segunda los que decidieron anular el reglamento del impuesto e interpretar que lo que realmente se desprendía de la ley era que el obligado tributario era el banco.Una mayoría ajustada de los magistrados ha considerado que no había motivos suficientes para el cambio jurisprudencial que finalmente ha sido rechazado.

El voto de los magistrados que han quedado en minoría ha respaldado la tesis de que es el banco el verdadero beneficiado de que la hipoteca quede registrada, por lo que debía haberse mantenido la nueva interpretación. Terminan así tres semanas de polémica e incertidumbre jurídica que arrancaron el pasado 18 de octubre, cuando el tribunal comunicó un giro jurisprudencial que establecía que eran los bancos y no los clientes quienes debían asumir el coste del tributo.

El revuelo social, político y económico que generó el fallo provocó que sólo un día después el propio tribunal diera marcha atrás en su decisión y paralizase cualquier medida al respecto. El presidente del Supremo, Carlos Lesmes, emplazó entonces a los magistrados a una deliberación que comenzó ayer, 5 de noviembre, y ha terminado a media tarde de este martes, con la votación que ha acabado dejando las cosas como estaban.

Reacciones

Las reacciones al pronunciamiento del Supremo no han tardado en aparecer. Por parte del Gobierno, la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha dicho que "hay que respetar" las resoluciones judiciales.

Más crítico se ha mostrado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, que ha utilizado un mensaje en Twitter para llamar a una "gran movilización cívica". "La independencia del Supremo está en entredicho y la democracia debilitada", ha escrito en la red social.