Buscar
19:53h. Miércoles, 20 de noviembre de 2019

El Periodista Gonzalo Castañeda escribe una emotiva carta a su abuelo el día de la exhumación de Franco

 "Ojalá abuelo hoy todos, en memoria de nuestros seres queridos seamos capaces de abrazarnos y perdonar de una vez por todas. Ojalá hoy acabe La Guerra". -Con ese deseo, termina despidiéndose el Periodista.

El conocido Periodista y Locutor de Radio, Gonzalo Castañeda, ha publicado en su Fanpage de la Red Social Facebook una emotiva carta dirigida a su abuelo ya fallecido y que sirvió como  Sargento Primero de Infantería en el Bando Nacional durante la contienda que dividió a España en dos mitades.

Castañeda, aprovechando el día de la exhumación de los restos mortales de Franco del Valle de Los Caídos,ha dirigido esta carta en la que habla de la continuidad del enfrentamiento entre españoles ochenta y tres años (83) después del conflicto y cuarenta y cuatro (44) años tras la muerte del "Caudillo". También envía en ella un mensaje que aboga por la búsqueda de la concordia y el perdón entrambos "bandos" en conflicto.

La Carta literal es la que sigue: 

Amado Abuelo:

Hoy ha sido imposible no recordarte, aunque no pude disfrutar mucho de tí, bien sabe Dios que marcaste mi vida desde muy niño.
Serviste en el Bando Nacional como Sargento Primero de Infantería, un rango ganado por méritos de servicio(tu origen era muy humilde como para haber sido en una academia), y tu vida de Militar trascendió hasta el último día de tu vida. Me enseñaste a levantarme y detenerme donde quiera que estuviera y mostrar respeto, erguido, cuando en la tele, en la radio o en cualquier lugar sonaba el himno de nuestra Nación, me enseñaste a Amar a España y sus tradiciones, también te esforzaste por enseñarme el significado del Honor, y de algún modo conservar todas esas costumbres y comportamientos, es para mí una manera de estar más cerca de tí y decirte que me siento tremendamente orgulloso de tu ejemplo.

Pero lo más importante que me enseñaste es que en la vida es importante perdonar, y mirar hacia delante, aún siendo muy pequeño y quizás sin mucha capacidad para entenderlo, cuando ponias mis manos en tus heridas de bala de la Guerra Civil, me mostrabas que ese enfrentamiento no lo ganó nadie, que el sonido de los cañones, el horror de los regueros de Sangre y los lamentos de los caídos de uno y otro bando no eran motivo de orgullo para nadie. Yo tuve la suerte de poderte disfrutar, por poco tiempo que nos brindara la vida, pero otros nietos no fueron tan afortunados. Hoy puedo ir a verte a tu tumba cuando necesito hablarte y encontrar mi paz, otros no corrieron tanta suerte y, aún hoy, buscan a sus seres queridos en las cunetas de nuestro País. Es muy triste abuelo pero hoy estamos más enfrentados que cuando te fuiste, no soy capaz de entender porqué, pero estoy seguro de que si hubiéramos vivido aquél horror nos esforzariamos más por hayar la concordia y la conciliación que ustedes fueron capaces de encontrar. Tuviste dos cojones para ir al frente de batalla, pero más cojones aún tuviste para abrazar años después a quién intentaba matarte en aquel terrible pasaje de nuestra historia, y entender, ambos, que nadie les preguntó si querían estar allí, si entendían de verdad porqué se estaban matando.

El caso abuelo es que hoy tu máximo General ha sido desenterrado del Valle de los Caídos al que fuiste a visitar en el año 75, sé que no entenderás nada y que probablemente te cause sorpresa y estupor, pero ojalá abuelo este hecho alivie las almas de los hombres y mujeres que no corrieron tu suerte, quizás abuelo hoy miles de españoles sientan paz en sus almas en el honor y el recuerdo de sus seres queridos, tal vez abuelo hoy acabe de una vez por todas el Horror que tu sí viviste y te marcó de por vida cómo a millones de españoles, de uno y otro bando que ya no están. Ojalá abuelo hoy todos, en memoria de nuestros seres queridos seamos capaces de abrazarnos y perdonar de una vez por todas. Ojalá hoy acabe LA GUERRA...
Y PODAMOS GRITAR TODOS JUNTOS...

¡VIVA ESPAÑA!.

P. D Este marco es el mejor regalo que mamá me ha hecho en la vida. Pero eso ya lo sabías.

Te quiere y no te olvida, tu nieto.

Gonzalo Castañeda.