Buscar
21:51h. jueves, 24 de septiembre de 2020

Cómo reducir la molesta pancita y que no vuelva

Una acumulación excesiva de grasa en el abdomen es la causante de esa molesta pancita o barriga.

No sólo se trata de un problema estético, son que trae consigo una serie de riesgos para la salud como la resistencia a la insulina, inflamación, diabetes…
¿Hay algún método natural y saludable para bajar esa pancita?
Nutrición Sin Más ha creado una dieta especialmente para ti, con base en investigaciones científicas y que te ayudará a:

Adoptar una alimentación sana que contribuya a quemar la grasa del abdomen.
Conocer aquellos alimentos nada sanos que aumentan grasa abdominal.
Descubrir el tipo de ejercicio idóneo para reducir la grasa de la barriga.
¡Empecemos!
 

Por Nutrición Sin Más

La dieta creada por Nutrición Sin Más se basa en un régimen bajo en carbohidratos con el fin de bajar la pancita, la cual está basada en:
Disminución de carbohidratos

Estudios científicos demuestran que eliminar los carbohidratos de tu dieta contribuye a quemar la grasa del cuerpo, en especial la del abdomen que compone la famosa “pancita”.

Aumento del consumo de proteína
Dependiendo el tipo y la cantidad de proteína que comes es el tipo de grasa que se acumulará en tu abdomen, un buen ejemplo es que el huevo en el desayuno disminuye hasta en un 34% la barriga, gracias a que es una excelente fuente de proteína.

Mayor ingesta de fibra soluble
Reconocida por disminuir el apetito y la ingesta de calorías totales, la fibra es una sustancia que si se consume diariamente (al menos 10 gramos) puede bajar hasta en un 4% la grasa acumulada en el abdomen.
Hacer ejercicio aeróbico
Hacer ejercicio aeróbico está estrechamente ligado a un menor riesgo de sufrir obesidad en el abdomen y alteraciones metabólicas, confirman estudios.

¿Cuáles alimentos están permitidos?

La dieta para reducir pancita está basada en alimentos con bajas cantidades de hidratos de carbono y ricos en proteína y fibra soluble, los cuales son:
Carne: cualquier tipo de carne a excepción de la carne de órganos.
Pescado y marisco: cualquier tipo.
Lácteos ricos en grasa: mantequilla, nata, queso, yogur…
Huevos.
Legumbres: lentejas, guisantes, judías, garbanzos…
Fruta: albaricoques, naranjas, manzanas, ciruelas, mango…
Verduras: puerros, brócoli, zanahorias, espinacas, coles de Bruselas…
Frutos secos y semillas: linaza, almendras, nueces…
Grasas y aceites: aceite de oliva, aceite de coco.
Bebidas: agua, café, té verde.

¿Cuáles alimentos evitar?
Los alimentos que más propician la acumulación de grasa en esa zona tan conflictiva son aquellos que tienen azúcar añadida y son procesados, como:
Azúcar: jugos de fruta, refrescos, helado, dulces y caramelos, panadería industrial…

Carbohidratos refinados: cereales refinados (pasta, pan, arroz blanco…).
Aceites vegetales: aceite de canola, de maíz, de soja, de semilla de uva…
Edulcorantes artificiales: sacarina, aspartamo, sucralosa, ciclamato o acesulfamo-k. Mejos consume stevia en lugar de esos.
Productos dietéticos: muchos cereales, productos lácteos bajos en grasa, galletitas saladas…

Alimentos procesados: cualquier alimento con apariencia artificial.
Consejo: no se te olvide nunca consultar la lista de ingredientes de los productos que adquieres.

¿Qué tipo de ejercicio hacer?
El mejor ejercicio para deshacerse de esa grasa cumulada en el abdomen es el ejercicio aeróbico, el cual ya incluye muchas de las actividades diarias que realizas.

Algunos buenos ejemplos de ejercicios aeróbicos son: correr, caminar, nadar, andar en bici, patinar, bailar, jugar al tenis…
Si no tienes tiempo para ello, te tengo buenas noticias: con sólo sacar a pasear a tu perro, ir caminando al trabajo o subir por las escaleras y evitar el ascensor contribuyen también a quemar la grasa abdominal.
La fórmula es simple: entre más ejercicio hagas, más pancita o barriga reducirás.

Resultados increíbles
Te olvidarás de esa pancita pero de una forma sana, podrás lucir una silueta hermosa y saludable, además de un sentimiento de satisfacción que no tiene comparación.