Buscar
viernes, 24 de junio de 2022 20:58h.

Rosendo Fragoso: “Obtener el carné era otro paso para considerarme Artesano”

“Hago los “barquitos de talahague” para regalar a amigos y conocidos, no para vender”

Rosendo Fragoso
Rosendo Fragoso


Muchos son en La Gomera, y fuera de ella, los que poseen un “barquito de talahague” hecho por las manos expertas de Don Rosendo Fragoso; naves que, labradas en la parte mas leñosa de la hoja de la palmera, representan muchos de ellos a los originales que surcaron y surcan los siete mares. 

Desde hace mas de veinte años, Rosendo se viene dedicando a realizar este tipo de artesanía que, como el mismo afirma, la realiza para regalar a sus amistades y a conocidos, tanto que hasta Venezuela ha enviado alguno.

Pese a realizar esta actividad sin pretensión económica ni tan siquiera aspirar a participar en Ferias como Artesano legitimado, en el día de ayer, 23 de noviembre, se ha presentado a las pruebas que anualmente realiza el Cabildo Insular de La Gomera, a fin de obtener el Carné que le habilita como tal. Y lo ha conseguido.

Si bien este trámite le supone que cuente con un documento que le habilita y reconoce como Artesano, sus trabajos son sobradamente conocidos tanto en la Gomera, como fuera de ella. No en vano en Hermigua y más concreta-mente en el Edificio de Usos Múltiples, desde hace más de un año se exponen una parte de ellos. Una colección que el propio autor donó en ese entonces al Ayuntamiento de la localidad.

Lo de hoy, ha dicho, es el haber cumplido una ilusión que comenzó con sus trabajos en talahague y que por fin ha logrado, aunque aspira a que los jóvenes sigan preocupándose por el “trabajo artesano” que, aunque a su juicio, “mal pagado”, no deja de ser un trabajo que se realiza con cariño y arte.

Breve Biografía.

Nacido en Agulo, un uno de Marzo de 1939, fue como tantos otros un inmigrante en busca del "dorado" en Venezuela, tierra que por aquel entonces era sinónimo de esperanza y riqueza para muchos. Casado con una santanderina que le ha dado dos hijas y la felicidad en su vida, ha ejercido en lo profesional como representante de las tabacaleras R.J.Reynolds y Philip Morris en el departamento de Duty Free (libre impuestos) en el puerto de La Luz y de Las Palmas. Ahora jubilado ha dedicado tiempo a la artesanía y sus artículos en los que, según el mismo afirma, trata de decir lo que quiere y siente.